(La Prensa Gráfica).- Un grupo de 16 productores de tilapia y camarón decidieron asociarse para aprovechar el crecimiento del sector, y la apuesta que el Gobierno ha dicho realizará, para desarrollar al subsector agrícola.

 

“La unidad hace la fuerza”, indicó ayer Carlos Fonseca, miembro del equipo que fundó la Asociación de Acuicultores de El Salvador (ASSAL).

“Con el enfoque de seguridad alimenticia, nuestro sector está dando proteína relativamente barata a la población”, reiteró Fonseca, al comparar los precios de la carne de res o de pollo con el costo del pescado y los mariscos en el mercado interno.

La acuicultura, que incluye el cultivo de moluscos y de la tilapia con fines comerciales, produjo en el país 3,078 toneladas de estas especies al cierre de 2007, que en conjunto generaron $7 millones. A la fecha, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) registra 1,300 productores salvadoreños dedicados a este tipo de actividades repartidos en 1,200 hectáreas.


Según Manuel Oliva, presidente del Centro de Desarrollo de la Pesca y Acuicultura (CENDEPESCA), las proyecciones del 2008 apuntan a un crecimiento de un 15% solo para la acuicultura y 20% para la pesca en su totalidad.
Retos

Fonseca indicó que durante 2007 el alimento para los peces, que consumen principalmente proteínas, ha encarecido en un 9%, y que ahora representan el 40% en el esquema de costos del productor.El producto que ha incrementado su precio es el concentrado de soya proveniente de Honduras, que también “tiene la mejor calidad” para el pescado, dijo el miembro de ASSAL.


Fonseca mencionó que entre otros problemas que dificultan el desarrollo del sector están “el acceso a semilla (para cultivo en estanques), un serio problema de comercialización” y “no contar con apoyo financiero”, por lo que intentarán “enfocar la ayuda a los asociados” que ofrecen los Gobiernos de Japón y Taiwán.

Fuente: http://www.laprensagrafica.com