PINOS (Imagenzac).- Con una cosecha de una tonelada 800 kilos, una inversión en tres etapas de 1 millón 530 mil pesos y la generación de al menos 10 empleos directos, el proyecto de invernadero de peces marcha con éxito en el semidesierto sur zacatecano.

 

El centro acuícola Los Pinos, del empresario Julián Ibarra, inició operaciones hace 2 años con dos estanques, con base de geomembrana, que el último año crecieron a seis.

Se cría en éstos pez tilapia, con un peso entre los 350 y 400 gramos cada uno; en existencia tiene alrededor de mil peces, que serán suficientes para abastecer el mercado local en esta temporada de cuaresma.

Con la experiencia adquirida, Julián Ibarra, dueño de dos restaurantes, afirmó que la engorda de tilapias “es un negociazo”, pues en el mercado el kilo (equivalente a tres pescados) se oferta a 40 pesos; en el plato uno solo se vende a la misma cantidad.

Con un apoyo de “70-30” de las Secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y de Desarrollo Agropecuario del Estado (Sedagro), Ibarra desarrolla un proyecto integral, que incluye engorda de peces, un restaurante y la reutilización de agua en sembradíos.

Aseguró el empresario que su centro acuícola es ejemplo a nivel estatal, ya que de los más de 20 invernaderos es el que mejor funciona.

Reconoció que el interés de las autoridades tanto estatales como federales ha sido primordial para continuar con el proyecto, que espera, crezca a 12 estanques de cría a mediano plazo.

Julián Ibarra comentó que en la actualidad sólo abastece el mercado local y con el restaurante “La Mojarra”, que podría abrirse al público a más tardar en 2 meses, tendrá suficiente para incrementar sus siembras a una por mes.

En un terreno de 3 hectáreas, ubicado en la salida a Ojuelos, Jalisco, “Don Julián” como es conocido, atiende los dos invernaderos, construye el restaurante y siembra árboles de ornato y frutales, así como alfalfa y avena para alimentar un rebaño de borregas. El agua que cambia de los estanques sirve para regar dichos sembradíos.

En el proyecto productivo participan 10 miembros de la familia y la generación de los 10 empleos directos ya se hicieron efectivos.

Julián Ibarra informó que la idea de producir peces de invernadero en el semidesierto zacatecano surgió por la oferta que le hicieran tanto Sagarpa como Sedagro, y porque el agua aquí es poca.

Consideró que más gente debiera animarse a criar peces, pues sólo que se requiere de disciplina y organización.

Fuente: http://www.imagenzac.com.mx