Ante la probable importación de camarón de origen chino, acuacultores locales, presentaron una apelación formal por escrito ante la Secretaría de Salud. Porque han “tolerado” el contrabando técnico a través de las aduanas nacionales.

 

Los cuales objetaron el marisco asiático porque es de inferior calidad al cultivado en Veracruz, el cual es vendido en Estados Unidos como de desecho y triangulado a otros mercados.

Por lo cual, esperan que el reglamento de la Ley de Pesca considere la competencia desleal de comercio de la producción de camarón chino que entra al país y que afecta directamente a los productores.

El cual podría comercializarse aquí como ocurrió la temporada anterior con la mojarra también importada de ese país. Que efectivamente es mucho más barato, pero se sacrifican nutrientes y calidad.

En este mismo orden de ideas, después del primer viernes de vigilia con motivo de la Cuaresma, el precio de pescados y mariscos aumento de entre dos a cinco pesos por kilo, en comparación con la semana anterior en las bodegas de abasto de la plaza del mar.

Las especies más demandadas fueron mojarra y en filete, entre otros productos.

Fuente: Notiver