La dificil situación que viven los productores de ostión en Chile podría cambiar gracias a la producción de ostiones triploides, técnica que consiste en desarrollar individuos que contengan tres conjuntos de cromosomas, en circunstancias que lo normal es que todos posean dos conjuntos, uno que proviene del padre y otro de la madre, según el informativo AQUA.

 

En un individuo triploide lo que se hace es mantener una dotación cromosómica maternal extra, lo cual se logra a través de un procedimiento físico o mediante la cruza con individuos tetraploides. El resultado es la obtención de ejemplares con un mayor peso de músculo o callo, de hasta un 65% de mayor rendimiento que el ostión diploide, lo que en términos prácticos permitiría aumentar las posibilidades de exportación a nuevos mercados.

En marzo del año pasado, Fundación Chile, finalizó el proyecto "Generación de reproductores tetraploides (4N) de ostión del norte para la producción de semillas triploides (3N)", iniciativa aprobada por la Corfo a través del Fondo Nacional de Desarrollo Tecnológico y Productivo (Fontec). El objetivo era obtener un ostión que a un mismo período de tiempo (18 meses) tuviera un rendimiento carneo superior al diploide o normal; es decir, lograr un rendimiento en músculo o callo superior para una misma talla.

Entre otras ventajas de este desarrollo se encuentra la posibilidad de producir estos ejemplares triploides durante todo el año, ya que cuando el ostión diploide desova, hay varios meses en los cuales las compañías no pueden exportar, porque la gónada no cumple con la calidad organoléptica exigida. Un triploide, en cambio, del cual solo se cosecha el músculo, no tiene el problema del desove, por lo tanto, se puede cosechar durante todo el año, lo cual es beneficioso para los cultivadores, plantas de proceso, las que pueden trabajar de manera continuada, y exportadores en general.

Es así como el equipo de Fundación Chile descubrió una técnica exógena de generación de ostiones triploides que es ambientalmente amigable, inocua, de bajo costo, de fácil aplicación a la industria y con un porcentaje de eficiencia de entre un 70% y un 90%.

De acuerdo con lo informado por el director del Proyecto de Fundación Chile, Antonio Vélez M., la nueva técnica de producción se abre como una nueva posibilidad de negocio y desarrollo para una industria que está viviendo su peor momento desde su surgimiento a mediados de los ‘80.

Si bien, se reconoce la catastrófica situación de la industria y la difícil situación económica de la misma, ésta bien puede tomarse como una oportunidad de desarrollar e innovar tecnológicamente en un producto distinto, orientado a un nuevo mercado que valoriza la calidad del músculo de una mayor talla o peso, característica propia de los organismos triploides generados en el proyecto de la Fundación.

De hecho, ya existen empresas interesadas en desarrollar este producto a nivel piloto, de manera de evaluar en terreno la aceptabilidad del mismo en el mercado norteamericano, alternativo al histórico mercado francés.

Fuente: http://www.aqua.cl