Hermosillo. De acuerdo a los publicado por Dossier Político La baja en la producción así como algunas enfermedades que mataron el camarón cultivado en 17 granjas acuícolas de San Ignacio Río Muerto, mantiene ahogados en deudas a más de 500 familias con banrural en liquidación que le deben cantidad de 120 millones de dólares.

 

Hace tres años solicitaron a la casi extinta institución bancaria, que solo está en operación para recuperar cartera vencida, de manera individual préstamos para sacar adelante su granja agrícola, la transacción se hizo en dólares, el negocio no resultó y con el paso del tiempo al no cumplir sus compromisos creció y hoy deben esa cantidad.

 

“No resultó”, dijo Demetrio Tapia López, quien asesora a los productores acuícolas quienes piden al gobernador Eduardo Bours su intervención para solucionar este problema.

 

“Al no pagar ya Banrural se ha adjudicado o embargado algunas granjas y hay muchos juicios adelantados en contra de estas familias que tienen el temor de que se les quiten su única fuente de trabajo, solo pedimos que se ofrezcan algunas opciones de pago a Banrural, es mucho dinero lo que están cobrando ahora”, comentó.

 

Los productores acuícolas de San Ignacio Río Muerto que conforman un grupo de granjas acuícolas denominadas Melagos, arribaron a palacio de gobierno la tarde de este martes en dos camiones, bajaron con algunas mantas donde solicitaban la intervención del gobierno en el problema.

 

Al contar su problema, algunos de los productores señalaron “de donde vamos a sacar tantos millones de dólares, no tenemos para sobrevivir, apenas entre cinco granjas debemos 25 millones de dólares”, dijo una mujer que sostenía una de las mantas que llevaron.