(La Prensa).- Una comisión del segundo destacamento militar de la Segunda Región, productores camaroneros y población de la zona del Estero Real, inspeccionarán los puntos ciegos donde pescadores nacionales están saqueando la producción camaronera, lo que ocasiona pérdidas millonarias.

 

Durante tres días, el jefe del II Comando, coronel Juan José Sevilla, viajará a la zona afectada, en compañía de los líderes camaroneros y representantes de las empresas acopiadoras del rubro (que es generador de divisa líquida para el país) para levantar información acerca del modus operandi de los que saquean camarón en las granjas.

“Queremos establecer un plan de seguridad, frenaremos el saqueo en una zona donde efectivamente hay poca presencia militar”, dijo Sevilla a LA PRENSA.

La falta de presencia militar en la zona del Estero Real, que abarca a los municipios de Puerto Morazán y El Viejo, genera pérdidas de hasta 3.5 millones de dólares por efecto del robo de la producción en las granjas camaroneras asentadas en la localidad.

Sevilla no contabiliza la cantidad de kilómetros que se vigilarán, pero se establecerán las posibilidades después de la visita a Puerto Morazán, Cosigüina y Los Playones de Catarina, donde se concentran las pérdidas.

FUENTE IMPORTANTE

Evenor Mayorga, representante de la Unión de Cooperativas Camaroneras de Morazán, afirmó que en esa zona se producen 33 millones de libras de camarón por año.

Eso significa, en términos económicos, 42 millones de dólares, que representan el 6 por ciento del Producto Interno Bruto del país.

“Fue difícil establecer la industria. El Mitch, la falta de financiamiento, las enfermedades, disminución de precios y se nos suma el robo de la cosecha”, dijo Mayorga.

Destacó que “no queremos muertos, no queremos fracasar en los esfuerzos productivos, en una zona que es tierra de nadie”, explicó el dirigente de un grupo de 35 cooperativas artesanales.

Cabe destacar que las granjas y empresas camaroneras han desarrollado la actividad económica por esfuerzo propio, ya que el sistema financiero no prestó dinero para el rubro en Chinandega.

La producción de camarón sin cola se exporta hacia el mercado norteamericano y España, principalmente.

Todos los días ocurren robos. Los ladrones abren las compuertas y se llevan el diez por ciento de la producción, que luego comercializan en el mercado local.

FUERTE VIGILANCIA

El capitán de fragata, Juan Francisco Gutiérrez, dijo que en conjunto con el Ejército se levanta un plan para disponer de recursos y medios, por mar y tierra, para hacer vigilancia.

“El patrullaje en alta mar dará respuesta positiva a las demandas de los productores, se mantendrá el control en la parte de los esteros, mientras una fuerza terrestre vigilará caminos y puntos ciegos por donde acostumbran moverse los ilícitos”, dijo Gutiérrez.

Los productores camaroneros se reunieron en dos ocasiones con los altos mandos militares, a quienes exponían las pérdidas por el robo de camarón en las granjas y empresas.

Fuente: http://www.laprensa.com.ni