PUERTO SAN ANTONIO ESTE (ASA)- El ambicioso proyecto Culmar, que lleva adelante una empresa de origen español en el golfo San Matías para la explotación de cultivos de moluscos bivalvos avanza a buen ritmo y está cerca del inicio de actividades. Ayer, el director de pesca de la Provincia, Miguel Alcalde, junto a los responsables del Laboratorio de Moluscos Bivalvos dependiente del Instituto de Biología Marina recorrieron la planta instalada en el sector pesquero de esta estación marítima, a pocos metros del mirador del acceso, y verificaron el estado de avance de la adquisición de los implementos necesarios para llevar adelante el emprendimiento.

 

Tras esa recorrida el funcionario provincial informó que "el expediente del proyecto Culmar se encuentra muy avanzado luego de cuatro años de trámites. Constatamos que la empresa está en la etapa final de lo que prometió para lograr la autorización para iniciar las actividades, con la llegada de un catamarán de trabajo y de los pontones para armar la primera batea de cultivo, que podrá ser instalada muy pronto en el agua con el objeto de empezar el proceso productivo".

Por otra parte, Alcalde comentó que "el proyecto Culmar es de una empresa de origen español que tiene avanzado su expediente para la cría de mejillones y que la semana pasada recibió la autorización del Departamento Provincial de Aguas para el uso de agua de mar para obtener la concesión de 4,6 hectáreas en el mar para instalar las bateas de producción".

Ese último trámite se agregó a los que la firma española ya había realizado para lograr las habilitaciones necesarias. Al respecto, Alcalde manifestó que "para este tipo de emprendimientos el trámite es muy engorroso ya que tuvieron que por supuesto hacer peritajes e informes técnicos de Pesca, después la declaración ambiental del Consejo de Ecología y Medio Ambiente y ahora el DPA".

La inversión que se calcula realizó la empresa en esta primera etapa alcanza los 150.000 dólares. Sin embargo, Alcalde indicó que "en una etapa progresiva se prevén invertir 50 millones de dólares en unos 15 años hasta que se logren los estándares de calidad que pretenden".

La idea de los empresarios de la maricultura es comenzar explotando el cultivo de mejillones autóctonos del golfo y tal vez más adelante ampliar a otras especies de la zona. Las bateas de cultivos irán a un pozón natural de la bahía, donde se ha comprobado la excelencia del agua para estos fines. El funcionario provincial destacó que en esas 4.6 hectáreas que se han otorgado al proyecto Culmar no se realizan otras actividades ni tienen otro uso.

La firma además obtuvo la habilitación para la instalación de líneas colectoras, que son estructuras que se colocan en la línea de agua y que permiten que las "semillas" -larvas de los moluscos" se adhieran y pueden luego ser llevadas a los "long lines" de engorde y a las correspondientes bateas hasta lograr el tamaño de comercialización.

El "mejillón rubio del golfo San Matías", como se ha denominado a este molusco de cultivo, ha demostrado tener muy buen tamaño y gran calidad.

En los últimos años ha habido varios emprendimientos de productores y pescadores locales que desarrollaron esta actividad pero no tuvieron la trascendencia y el éxito esperado.

Fuente: http://www.rionegro.com.ar