(Cibersur).- El Centro Tecnológico de Acuicultura de Andalucía (CTAQUA), que está en proceso de incorporación a la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA), impulsada por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, ha puesto en marcha un nuevo proyecto para evitar patologías en peces de acuicultura, lo que garantizaría un mayor nivel de calidad del producto final que llega al consumidor.

 

El objetivo del proyecto, pionero a nivel andaluz, es desarrollar un modelo de “buenas prácticas” en las empresas acuícolas, así como un kit de diagnóstico, que evite o minimicen la aparición de patologías en peces de acuicultura.

La iniciativa se enmarca en un convenio de colaboración que el Centro Tecnológico de Acuicultura de Andalucía ha firmado hoy con la Asociación de Empresas de Acuicultura Marina de Andalucía (Asema), que aglutina a las empresas vinculadas a este sector. El objetivo de este convenio marco, que se desarrollará a través de acuerdos específicos para cada actuación, es poner en conjunción la labor de Ctaqua y de Asema en el impulso a la I+D aplicada a la acuicultura.

Este proyecto, el primero en el marco del convenio, se desarrollará a lo largo de 15 meses y contará con la colaboración de unas 20 empresas del sector que actualmente forman parte de la fundación que gestiona este Centro Tecnológico. No obstante, el gerente de CTAQUA, Juan Manuel García de Lomas, asegura que los resultados del proyecto “serán transferidos a todo el sector acuícola andaluz”.

García de Lomas explica además que el desarrollo de este proyecto “no significa que los peces de acuicultura desarrollen patologías, frente a los que se crían en libertad, ya que todos, como cualquier otra especie de animal, pueden presentar patologías”. En realidad, añade el gerente de CTAQUA, “el consumidor final gana una garantía de calidad añadida a los peces de acuicultura, frente a los capturados en el mar, ya que su desarrollo es más controlado”.

La investigación se desarrollará a través de diversas pruebas y estudios en diferentes empresas del sector acuícola de Andalucía, “tanto de cultivo de peces en jaulas en alta mar como en estanque de tierra de Andalucía oriental y occidental”.

El proyecto, que tiene un presupuesto de 110.000 euros, financiados con fondos europeos para el sector pesquero, cuenta también con la colaboración de la Universidad de Granada, que estudiará la acuicultura en estanques en tierra, y de la Universidad de Cádiz, que aportará personal investigador. En total, la investigación será desarrollada por siete investigadores.

El sector de la acuicultura andaluza está formado por unas 70 empresas que facturan unos 60 millones de euros al año y mantienen 1.500 empleos directos y unos 3.000 indirectos. La actividad se concentra fundamentalmente en dos ejes, Huelva-Cádiz-Sevilla, con un 70 por ciento del total de actividad, donde la acuicultura se realiza sobre todo en zonas inundables y se suelen cultivar moluscos, almejas, ostras y crustáceos como el camarón y el langostino; y en la zona de Málaga-Granada-Almería, donde se cultiva en jaulas en el mar y se dedican, sobre todo, a viveros de peces y a bateas de mejillón.

CTAQUA es un Centro Tecnológico ubicado en el Puerto de Santa María (Cádiz) que pretende impulsar la I+D+I y la transferencia de tecnología en las empresas del sector de la acuicultura y afines de Andalucía, facilitando el acceso de las empresas a programas de investigación y desarrollo con el fin de incrementar su competitividad.

Fuente: http://www.cibersur.com