(La Región).- El río Arenteiro recibió la suelta de 260 truchas que son las primeras autóctonas liberadas en un río gallego en el marco de un estudio universitario sobre la biodiversidad, según explicó el director general de Conservación de la Naturaleza, Xosé Benito Reza.

 

Reza participó en la suelta de truchas en O Carballiño, en la que también estuvo el conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, y explicó que durante 50 años los ríos gallegos recibieron sueltas periódicas de truchas originarias genéticamente de Alemania y criadas en las piscifactorías gallegas antes de su suelta.

Un estudio de la universidad de Santiago, según Reza, constató que a pesar de las continuas repoblaciones la trucha alemana no está presente en los ríos gallegos sino que el 95 por ciento de los ejemplares son de tipos genéticos propios de Galicia ’por lo que suponemos que los ejemplares foráneos no sobrevivieron en libertad o murieron pescados y fueron comidos por los de aquí’.

Tras ese resultado, la Consellería de Medio Ambiente proyectó nuevas repoblaciones de truchas pero a base de ejemplares autóctonos criados en piscifactorías y a ese proyecto respondió la suelta de 260 truchas de 16 centímetros en el río Arenteiro a su paso por O Carballiño.

‘Estos ejemplares -añadióson los primeros hijos criados en piscifactoría a partir de huevos de truchas salvajes del parque natural de O Invernadeiro y les haremos un seguimiento inicial para ver cómo se desarrollan’.

En el resto de Galicia se harán sueltas de truchas también autóctonas pero de tres tipos genéticos diferentes -con pequeñas variaciones entre síque corresponden al tipo ’atlántico’ que se criará en las piscifactorías de A Coruña y Pontevedra, el ’alto Miño’ que se criará y soltará en Lugo y el tipo más mediterráneo que se criará y soltará en los ríos Miño y Sil en Ourense.

El proyecto, según Reza, es de ’gran calado y muy ambicioso en el ámbito de los estudios genéticos’ y entre los pasos futuros se encuentra la suelta de truchas autóctonas que luego se utilizarán como reproductoras, identificadas con un ’microchip’ individual.

Tras la suelta, realizada en cestos de plástico por un técnico de la consellería de Medio Ambiente a pocos metros del balneario de O Carballiño, el conselleiro visitó la orilla del río en la que se hicieron obras de mejora y para las que anunció una nueva inversión para transformar ambas orillas en un circuito de paseo.

Las obras del circuito y de embellecimiento comenzarán, según Vázquez, a finales del mes de marzo, durarán cinco meses, e incluirán una pasarela de madera entre ambas orillas del río Arenteiro.

También explicó en un encuentro previo con la corporación municipal, que su departamento prevé destinar 6,4 millones de euros a la depuración de las aguas residuales que llegan al río Carrás, donde desembocan el 40 por ciento de los desagües de O Carballiño y del polígono industrial de

Fuente: http://www.laregion.es