Miles de productos de salmón han sido retirados de ocho de las principales cadenas de supermercados por el temor de que el pescado pueda estar contaminado con petróleo, informó la Food Standards Agency.

 

La alerta afecta a más de 50 tipos de productos de salmón escocés comercializados en los supermercados de Bretaña, incluido en Sainsbury's, Tesco, Morrisons y Asda.

La fuente del problema ha sido rastreado hasta la empresa Marine Harvest, que provee de pescado a supermercados Morrisons y Young's Seafood Ltd.

La empresa indico que el pescado podría haberse contaminado con el petróleo durante el transporte a la planta de procesamiento y que están buscando la fuente. El problema fue notado cuando los consumidores se quejaron de un sabor no agradable.

La Food Standards Agency (FSA) indicó que es “poco probable” que la contaminación sea un riesgo para la salud humana, pero se recomendó no consumir los productos afectados.

La alarma se inicio el miércoles de la semana pasada cuando Morrisons retiro cerca de 30 productos de salmón escocés de sus mostradores y de los contenedores de pescado fresco. Pero el retiro se extendió a las ocho principales cadenas de supermercados y otras dos tiendas.

Contaminación provino de bote

Marine Harvest Scotland (Ltd), indicó que el petroleo que contamino el pescado provino de un wellboat que se uso para transportar los peces de la granja a la planta de procesamiento.

Fuente: Telegraph