DEFRA publicó un aviso bajo la Fish Health Regulations, 1997, para controlar el movimiento de los moluscos de la costa norte de Kent, después de la confirmación de la presencia del parasito Bonamia ostreae en bandejas de cultivo de las ostras nativas.

 

Los inspectores de salubridad del Centre for Environment, Fisheries & Aquaculture Science (Cefas) in Weymouth, Dorset, confirmaron que Bonamia ostreae estaba presente en muestras de ostras nativas, tomadas de bahía Whitstable.

El área sujeta a los controles de traslado ha sido seleccionada para asegurar la máxima protección contra la diseminación de la enfermedad. Bonamia ostreae causa la enfermedad Bonamiosis en las poblaciones de ostras nativas, pero no tiene efectos clínicos en otras especies de mariscos. Cefas monitoreará la extensión y el efecto de la enfermedad en el área controlada.

Se espera que los controles no interfieran con la actividad comercial. Bonamiosis no tiene implicaciones para la salud humana, y las ostras nativas de esta área no pueden ser consumidas.

Defra resaltó que existe una obligación legal para notificar la presencia de la enfermedad, y es imperativo que si se sospecha de la enfermedad esta debe ser inmediatamente reportado a Cefas.

Fuente: Fish Up Date