(123).- Luego de seis días de tomas por parte de sus trabajadores, la empresa aún se encuentra en proceso de cuantificar los daños en sus instalaciones.

 

Según un informe preliminar de la empresa salmonera Aguas Claras, "existe una importante mortandad de peces, como consecuencia de la toma ilegal".

La entrega de los centros de cultivo de Canutillar, Serapio, Desague y Colulí se materializó luego que la Fiscalía ordenara el desalojo de éstos por parte de personal de la Gobernación Marítima y de Carabineros.

El abogado de Aguas Claras, Álvaro Varela, afirmó que "haremos valer todos nuestros derechos una vez que se determinen los perjuicios en los centros de cultivos y que se determine la real situación en que se encuentran los peces".

Varela especificó que "dados los hechos de violencia que han acompañado a la huelga iniciada por los trabajadores el lunes 11 de febrero, ya se han presentado acciones judiciales por usurpación, daños, amenazas y lesiones, encontrándose en curso las investigaciones".

Fuente: http://noticias.123.cl