Cádiz (Europa Press). Expertos de la Planta de Cultivos Marinos, ubicada en el Centro Andaluz Superior de Estudios Marinos (Casem) en la Universidad de Cádiz (UCA), trabajan en el seguimiento "exhaustivo" de ejemplares de dorada en cautividad con el objetivo de controlar y analizar paso a paso su maduración y su respuesta reproductiva, así como su índice de crecimiento.

 

Con este estudio, los técnicos del laboratorio observan "de primera mano" estos cambios gracias a un microchip. "Se lo implantamos a los ejemplares que estamos estudiando en el músculo dorsal, ya que la dorada presenta una particularidad: cambia de sexo a medida que crece", explicó en un comunicado la directora de la planta, Rosa Vázquez.
 
El cambio de sexo de macho a hembra se puede producir a partir del kilo y medio de peso, de modo que con este sistema es fácil saber qué pez estamos comprobando. "Una vez identificado cada ejemplar, se toman medidas iniciales de su peso y longitud para observar así su evolución porque los peces maduros engordan mucho debido al desarrollo de las gónadas y, sin embargo, crecen relativamente poco en longitud durante los periodos de puestas", añadió la directora.
 
Para garantizar el bienestar de las distintas especies en este laboratorio de experimentación animal, los peces de la instalación se mantienen en condiciones que eviten estrés. "Entre estos factores se incluye la disminución de la intensidad de luz, de manera que en el caso concreto de los reproductores de dorada se mantienen con un sistema de control de iluminación en tanques con agua de mar", precisó la responsable técnica del laboratorio.
 
Además del seguimiento de los cambios en peces en cautividad, la obtención de huevos y larvas permite realizar a escala de laboratorio ensayos y prácticas de cultivo larvario.
 
Una Década de Investigación en Acuicultura
La Planta de Cultivos Marinos, además de coordinar y gestionar las actividades docentes e investigadores de la UCA en el campo de la Acuicultura, se dedica a la cría, suministro y experimentación con especies marinas. Su función como laboratorio de prácticas universitarias no lo exime de convertirse en un recinto donde se realizan proyectos de investigación.
 
Desde aquí, se desarrollan técnicas en reproducción de peces y moluscos, cultivos larvarios de peces y moluscos, cultivos de fitoplancton y zooplancton.