(El Ideal Gallego).- La futura granja acuícola que la Consellería de Pesca tiene previsto implantar en Seiruga provocó en su momento la creación de una plataforma vecinal de protesta que ha sido de las más activas a la hora de luchar contra el polémico Plan Galego de Acuicultura.

 

El parque de Seiruga está situado en Malpica, en un tramo de costa hacia el norte, a mar abierto, abrigado por el nordeste por la formación montañosa de Beo, y por el noroeste por Monte Ínsua, con cotas de 150 y 70 metros respectivamente. La futura instalación está entre las playas de Beo y Esteiro. La granja acuícola es de nueva creación y la superficie prevista para esta nueva empresa es de 200.000 metros cuadrados.

Producción

Otras características técnicas apuntan que la producción sería de 1.400 toneladas al año, con una potencia eléctrica de 2.731 kilovatios y una ratio de 15.750 euros por tonelada al año. El presupuesto previsro sería de 22.050.000 euros. En el informe de la Consellería de Pesca se señala que la zona en estos momentos está poblada por una vegetación a base de culfo, es decir, cultivos de forraje; y de eupiñe, con abundantes eucaliptos y pinos.

Los informes respecto a la actividad humana recogen que se trata de suelo de aprovechamiento agrícola con cultivos de remolacha, patata, nabos o maíz, orientados hacia el vacuno de leche.

La clasificación urbanística de los terrenos en la actualidad se reparte entre suelo rústico de protección de costas y suelo no urbanizable común. Pesca propone que se mantenga el primero para los terrenos situados a menos de 200 metros de la costa y que a partir de esta línea el suelo sea rústico de protección ordinaria, que permitirá crear dos plantas de hasta siete metros.

El informe resalta "la fragilidad de los alrededores de la zona por ser de marisqueo", con especies afectadas como las nécoras, percebes y centollas.

Fuente: http://www.elidealgallego.com