Cumaná (El Tiempo). Las autoridades sanitarias regionales tomaron medidas ante un brote de marea roja, cuya toxina se detectó en muestras de moluscos bivalvos de los bancos de El Guamache, El Rincón y Punta Escarceo, municipio Cruz Salmerón Acosta del estado Sucre.

 

Ayer hubo un operativo en Cumaná para vigilar la comercialización de estas especies, acción que provocó que los expendedores de “coctelitos” de mariscos en la avenida Perimetral denunciaran discriminación hacia ellos.

En Carúpano hasta ayer no había reportes sobre este fenómeno natural.

Comisión mixta
Ninoska Lossada, jefe de Epidemiología Regional, dijo que un comité de vigilancia compuesto por su despacho, el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Inia), el Instituto Nacional de la Pesca y Acuicultura (Inapesca); el Destacamento 78 (D-78) de la Guardia Nacional (GN) y la Unidad de Vigilancia Costera, enfrenta la situación. "Rafael Mogollón, de Contraloría Sanitaria, está junto a otros funcionarios en El Guamache, El Rincón y Punta Escarceo en Araya, para que lo extraído allí, mejillón y concha e perla, no se venda hacia Chacopata".

Apuntó que se tomarán muestras a mejillones en Taguapire y Caimancito, “por si acaso”. También se repetirán inspecciones en los “coctelitos” de la Perimetral.

Raúl Gereige, director de Inapesca, señaló que equipos de su despacho y del Inia conversarán con los productores de pepitonas de Chacopata para ponerlos al tanto de la situación. “Se evaluará el banco de allá, aunque parece no estar afectado".

Ramón Guzmán, jefe del Inia, afirmó que hubo resultados positivos en muestras extraídas de las áreas afectadas. "El máximo tolerable de toxina es 80 microgramos. Aunque Punta Escarceo está por debajo de esa cota, mantendremos un monitoreo".

Enojados
Carmen Flores, una vendedora de los coctelitos de la avenida Perimetral, ayer expresó su enojo contra las autoridades sanitarias. "Siempre que se presenta el bendito fenómeno ese, al primer sitio que vienen es acá. Yo no tengo concha e perla. En El Peñón venden pepitonas y también en Marigüitar. Que se den un paseo por el mercado municipal".

Richard Ortiz, otro expendedor, explicó que contra la naturaleza no se lucha. "La marea roja daña los productos marinos, estamos claros, pero deben recordar que de esto viven muchas familias. Las autoridades deben recoger las pepitonas y otros productos en donde las distribuyen".

Ninguna señal
En Carúpano la alarma no se ha activado en el Mercado Municipal, único lugar donde expenden pepitonas y tripa é perlas, bivalvos susceptibles a la marea roja. "No hay información sobre ese problema", indicó Josefina de Rosas

-¿Cómo reconocer en estas especies la contaminación?
-Se ponen moradas y se arrugan. Éstas son blanquitas y con buen olor. Son rumores mal intencionados.

El comerciante José Marcano dijo no saber nada del asunto. "Los mismos caveros dan la alarma. Ni de vaina comercian conchas contaminadas".

Entretanto, el público compraba sin temores. "La marea roja arruga las pepitonas y las pone de un color medio rojizo", dijo Maryelis Hernández.

En la dirección sanitaria de Bermúdez, su titular Luis Jiménez dijo que están alertas ante cualquier eventualidad.

¿Qué es
La marea roja o “turbio” es el aumento de ciertos microorganismos del fito plancton que originan el Veneno Paralizante de Mariscos. En condiciones favorables crecen en grandes cantidades y producen un tóxico que se acumula en los moluscos, el cual, al ser ingerido por humanos, produce intoxicaciones variadas que pueden ocasionar incluso la muerte.

 

Fuente: http://www.eltiempo.com.ve