(El Mostrador).- Al recinto donde se realizaría la asamblea sólo llegaron 98 integrantes de los más de 180 miembros del grupo negociador y sólo seis socios del Sindicato Aguas Claras, sumando un total de 104 asistentes, de los cuales mayoritariamente eran personal técnico y administrativo de la empresa.

 

Fracasó según fuentes sindicales la convocatoria a una asamblea de trabajadores convocada por la empresa salmonera Aguas Claras y que tendría lugar en el gimnasio fiscal de Calbuco.

El sindicato de Trabajadores Aguas Claras indicó que “en esta asamblea pensaban convocar como mínimo a los 180 trabajadores que forman parte del convenio colectivo (grupo negociador paralelo al sindicato, constituido con los mandos medios y administrativos mayoritariamente), pero además, la habían hecho extensiva a los socios del sindicato con el fin de dividir el movimiento que llevan a cabo los trabajadores de Aguas Claras, a través de la recolección de firmas entre los socios del sindicato con el propósito de censurar a los dirigentes y con ello elegir una nueva directiva dispuesta a firmar la ultima oferta de la empresa”.

Asimismo se indicó que a la publicitada asamblea “sólo llegaron 98 integrantes de los más de 180 miembros del grupo negociador y sólo seis socios del Sindicato Aguas Claras, sumando un total de 104 asistentes, de los cuales mayoritariamente eran personal técnico y administrativo de la empresa”.

Agregan el sindicato que “esto demuestra una vez mas la unidad de los trabajadores tras la conducción de la directiva sindical y una señal muy clara de los trabajadores hacia la empresa que se sienten a negociar con quien corresponde, es decir, la directiva sindical”.

Además se informó que el fracaso de la convocatoria fue de tal dimensión que los gerentes de la empresa que harían entrega de la propuesta, ni siquiera ingresaron al gimnasio, delegando a los representantes del grupo negociador la responsabilidad de hacer publica la propuesta de la empresa.

El sindicato llamó “a todos los trabajadores sindicalizados a no dejarse tentar por los caramelos que la empresa ofrece y a mantener una actitud digna frente a las presiones de esta”

Asimismo invitó a la empresa “a sentarse a negociar y escuchar a los trabajadores que están representados por su organización sindical y poner fin a un conflicto que solo es responsabilidad de Aguas Claras”.

Fuente: http://www.elmostrador.cl