SANTIAGO (Economía y Negocios).- Los trabajadores salmoneros solicitaron hoy al Gobierno un subsidio para los 1.200 empleados que la mayor salmonera del mundo despedirá en Chile en junio próximo, tras el cierre de ocho centros de mar y dos plantas.

 

El presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Industria del Salmón de Chile, Javier Ugarte, solicitó la ayuda al Ejecutivo, luego que ayer la salmonera de capitales noruegos, Marine Harvest, anunciara la medida.

"Yo lamento que el Gobierno no esté abordando el tema, ya que hoy en día las comunas por ejemplo de la provincia de Chiloé que son 10, a raíz de esta situación, van a haber seis comunas que se van a ver afectadas", dijo Ugarte, consignó Radio Cooperativa.

El intendente de la Región de los Lagos, Sergio Galilea, también manifestó su preocupación por los despidos, y espera reunirse en las próximas horas con los representantes de la mayor salmonera del mundo.

"Háganlo como si estuvieran en Noruega, yo les aseguro que en Noruega la solución no es terminar con una planta y afectar a los trabajadores (...) Hay fórmulas que implican una reconversión de los trabajadores, la posibilidad de que la empresa asuma esfuerzos de capacitación, programas de relocalización laboral de la propia empresa", dijo el intendente.

Malos resultados
La determinación de Marine Harvest se explica por los negativos resultados económicos de la empresa, cuya producción es seriamente dañada por un brote de virus ISA, la anemia infecciosa del salmón.

La enfermedad, que sólo afecta a estos peces, fue detectada a mitad de 2007 y ha provocado estragos en los centros de mar en el área de Chiloé.

La compañía recordó que el reporte financiero del cuarto trimestre 2007, anotó pérdidas por aproximadamente US$76 millones.

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl