(Ávila Digital). La Consejería de Medio Ambiente lleva a cabo obras para rehabilitar una piscifactoría en el río Tormes sin someterse a la Evaluación de Impacto Ambiental, como exige la ley, según CCOO.

 

El sindicato ya planteó el asunto en la última Comisión Territorial de Prevención Ambiental votando en contra del informe favorable de este órgano "al no tenerse en cuenta el más mínimo sentido de prevención ambiental”.
 
Creen “inaudito” que en el expediente no aparezcan medidas que garanticen medidas de seguridad sobre la posibilidad de que las truchas introducidas del río Tajo pudieran contaminar a la población de esta especie autóctona del río Tormes.

Evitar el estudio
CCOO también considera “preocupante” que la propia Junta evite someter en su proyecto lo que dictan las normas autonómicas, estatales y europeas, y ven “sospechosa la celeridad de la Junta, que puede esconder intereses electoralistas de dirigentes del PP poniendo en peligro la riqueza piscícola del río Tormes”.
 
Para el sindicato, aunque la Junta “pretende eludir el trámite de impacto ambiental” acogiéndose a unos condicionantes que establece la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, creen que estas premisas “no se dan en modo alguno en este caso, ya que no está justificada la excepcionalidad del proyecto”, porque los “supuestos excepcionales” deben constar mediante “acuerdo motivado y publicado” además de incluir “las medidas correctoras que se estimen necesarias en orden a minimizar su impacto ambiental”.
 
Según CCOO, para llevar a cabo el proyecto de rehabilitación de la piscifactoría debería haber informes técnicos de las Secciones de Vida Silvestre, de Calidad Ambiental, y de Espacios Naturales y Especias Protegidas, junto a los del Servicio Territorial de Agricultura y de la Confederación Hidrográfica del Duero.