VANCOUVER.- Los contenedores cerrados son la nueva innovación para la crianza de salmón, según AgriMarine Industries.

 

Después de exitosas pruebas en prototipos de contenedores cerrados, AgriMarine ubicado en el Campbell River presentará su primera granja en mayo.

Richard Buchanan, presidente de la empresa, dijo que los contenedores son hechos de fibra de vidrio, que ha sido usada para embarcaciones de rescate en el Ártico y para yates. “Este es tan fuerte como el acero pero bastante ligeros como el aluminio” expresó Buchanan.

“Originalmente usamos el aluminio, pero el problema fue la corrosión, y la fibra de vidrio es más ligera”.  Los contenedores cerrados recirculan el agua de mar una vez por hora, manteniendo al pez nadando en una corriente hecha por el hombre, dijo Buchanan.

Los sistemas tradicionales de crianza de peces en el mar crean gigantes montículos de excremento. Las infestaciones con piojos de mar no solo dañan a los peces en crianza, además se pueden diseminar a las poblaciones del salmón silvestre.

Buchanan indica que con los contenedores cerrados el excremento cae al fondo de los contenedores, en donde se pueden neutralizar, comportar y tratado para minimizar los efectos ambientales antes de que el agua sea descargada en el mar.

Según los planes de la empresa, se espera probar la tecnología a escala normal en la bahía Middle, para luego exportarlo a todo el mundo.

“La empresa viene trabajando con el gobierno chino y esta seleccionando sitios para sus sistemas de contenedores en agua dulce y en el mar, para la producción de carne de pescado económicamente y ecológicamente sustentable en China”.

Fuente: The Province