PUERTO MONTT (Economía y Negocios).– El Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) confirmó la presencia en la Región de Aisén del dañino Virus ISA, la anemia infecciosa del salmón que ya ha provocado la muerte de millones de peces en la vecina región de los Lagos.

 

Es la primera notificación de la enfermedad fuera de la Décima Región, donde su letal presencia se confirmó el 7 de julio de 2007 en un centro de la empresa Marine Harvest, en la isla Lemuy, en la costa interior de Chiloé.

La enfermedad, que hasta entonces no era detectada en Chile, sería una variación del virus que ya había afectado a la industria en Noruega, el mayor competidor de nuestro país en salmones.

En Chile, pese a las medidas sanitarias implementadas desde la detección del virus, éste se fue expandiendo a otros centros totalizando a la fecha 18 con brote, y unos 40 con sospechas de ISA.

Ésta es una enfermedad que va deteriorando progresivamente el estado de los peces hasta que sus funciones vitales colapsan. Y pese a que no es mortal para los seres humanos, y de hecho, si los peces son cosechados vivos, aún enfermos, son aptos para el consumo humano, sus efectos provocaron estragos en los centros de cultivos cercanos a la isla de Lemuy.

Sus efectos económicos más graves se conocieron con el anuncio de Marine Harvest, que perdió varias cosechas y tuvo en 2007 costos extra por US$103 millones. La compañía anunció que trasladará la mayor parte de sus operaciones a Aisén.

Esa zona, el área natural de expansión para la salmonicultura, permanecía libre de esta enfermedad e, incluso, acrecentaba el interés de las empresas que, queriendo escapar del ISA, preparan ahí su desembarque.

La confirmación del brote en un centro de la empresa Mainstream, en las inmediaciones de la Isla Cherrucue, en la salida hacia el sur por el fiordo de Aisén, provoca inquietud. En este caso, las autoridades decretaron la medida más drástica: todos los peces fueron sacrificados.

El senador por Aisén, Antonio Horvath (RN), planteó que se deben extremar las medidas de bioseguridad y poner barreras sanitarias, tal como las que instala el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para la fruta o la fiebre aftosa, para evitar que se transmita la enfermedad.

Horvath dice que es necesario adoptar en forma urgente una política respecto de cómo se enfrentará el tema. Afirma que hay dos posibilidades cuando menos: como en Noruega, conviviendo con el virus y extremando la seguridad, o como en Escocia, donde eliminan todo de raíz, no se cosecha y reducen su productividad drásticamente.

Dijo que Aisén tiene la ventaja de que cuenta con zonificación del borde costero. Hay áreas asignadas para cada actividad, a diferencia de los Lagos.

"No queremos que se produzca un crecimiento desordenado que afecte las condiciones ambientales y a otras actividades como la pesca artesanal, el buceo, entre otros", recalcó.

En la zona hay otros centros, entre ellos, de Friosur, pero no han reportado el brote.

De los 18 centros confirmados en Chile con el brote, trece pertenecen a Marine Harvest, entre ellos, tres que están con el período de descanso terminado; otros cuatro centros fueron o serán eliminados completamente y hay otro brote en Aquachile. Algunas empresas han debido eliminar sus jaulas o cosechar anticipadamente.

Exportaciones se desaceleran en 2007 y la enfermedad es una de las causas

Luego de un segundo semestre marcado por la presencia del virus del Síndrome Anémico del Salmón (ISA), las exportaciones en la industria del salmón y truchas de Chile crecieron 2% en 2007, con retornos por unos US$ 2,241 millones. En ventas físicas, se registraron envíos por 397.041 toneladas; esto es, 3% más que en 2006.

Pese a esta importante desaceleración en comparación con años anteriores (ver infografía), los expertos afirman que el tiempo dará "de alta" a la industria. El mercado salmonero podría volver a la normalidad entre fines de este año y principios de 2009.

El director ejecutivo de Marine Harvest, Leif Frode, explicó que la razón de este "frenazo" es una: "El virus ISA es la explicación a esta crisis, en términos de producción. Chile tendrá un desafío sanitario en 2008 y volverá a la normalidad en 2009".

El presidente y analista de la firma noruega Kontali Analyse, Lars Liabo, dijo que el virus seguirá "trayendo problemas a las compañías, pero se las arreglarán para salir adelante". El especialista anticipó que este problema sería revertido para mediados de este año.

Según el especialista nórdico, hay otros factores menos relevantes que explican la desaceleración, como el incremento de oferta de Noruega (que creció a un ritmo promedio de 20% en 2006, presionando los precios a la baja), entre otros.

Sin embargo, la analista de Fitch Ratings, Waleska Donoso, aparte de coincidir en que el virus ISA tuvo una fuerte incidencia en las ventas, dijo que este es un proceso de ajuste de la producción. Destacó que Chile está casi tres puntos porcentuales por sobre el crecimiento promedio mundial de producción de salmones en el período entre 2002 y 2006, con un 7,2%.

De acuerdo a SalmonChile, los mayores destinos siguen siendo Estados Unidos y Japón. Ambos son el paradero del 66% de la producción chilena. En 2007, EE.UU. importó salmón chileno valorizado en unos US$ 861,9 millones, aunque en términos de volumen Japón lidera la lista, con 146 toneladas.

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl