RHODE ISLAND.- Un grupo de científicos y pescadores están recomendando que no más del 5% de los cuerpos de agua en Rhode Island puedan ser dedicadas a las actividades acuícolas.

 

La recomendación fue hecha a la Coastal Resources Management Council la semana anterior por el subcomité biológico del CRMC’s Working Group on Aquaculture Regulations.

No se ha tomado ninguna acción y el comité dijo que se requiere de más investigación.

El comité baso sus recomendaciones en la capacidad de carga biológica de las aguas locales para la extracción de mariscos en base a estudios ya realizados. Este recomienda buscar fondos para estudios que podrían financiar las capacidades de cargas local y hacer un mayor monitoreo de las enfermedades para los acuicultores locales, quien cultivan exclusivamente moluscos bivalvos.

El Coastal Resources Management Council del estado, la agencia reguladora de todas las actividades costeras, tiene una active promoción del crecimiento de la acuicultura en el estado.

Pero existe una fuerte oposición de los residentes que utilizan Winnapaug Pond en Westerly y otros de Point Judith Pond, en donde se concentran la mayor densidad de plataformas usados para criar moluscos bivalvos.

En su informe a la CRMC la semana anterior, el coordinador de acuicultura CRMC David Alves dijo que el grupo de expertos en acuicultura fue convocado el año pasado después de que el Marine Fisheries Council del estado y algunas personas de la división Fish & Wildlife del Department of Environmental Management expresaron su preocupación por el crecimiento de las granjas de acuicultura en Rhode Island.

El grupo encontró que solo 110 acres de agua en todo el estado fueron destinados para la acuicultura, expresó Alves. Las granjas acuícolas usan solo el 0.037% de las aguas estatales, y cerca del 1% de los estanques de aguas saladas costeras. Los estanques de cultivo usan del 0.25 % del Ninigret Pond a 2.5% del Point Judith Pond.

Los pescadores comerciales tienen el 57% de las licencias.

El grupo noto que algunas formas de acuicultura, como la crianza de peces o camarones en jaulas, pueden tener efectos perjudiciales, usualmente restringido al área alrededor de las operaciones.

Pero ellos indicaron que la acuicultura de bivalvos practicados en Rhode Island es muy beneficioso para el ambiente.
“Las ostras filtran el fitoplancton del agua, por lo tanto la luz puede penetrar a mayor profundidad para que la vegetación acuática sumergida pueda crecer en el fondo. Ellos también remueven los nutrientes del agua y pueden ayudar a resolver los problemas de eutrofización en los estuarios de Rhode Island”.

El informe agregó que las estructuras que soportan las bateas para el crecimiento de ostras también proveen refugios para los estados juveniles de varias especies de peces.

“No existe evidencia de que la acuicultura de moluscos bivalvos tengan impactos negativos en el ambiente y existen pocas razones para creer que un modesto crecimiento adicional pueda tener impactos negativos en el futuro” indicó el informe.

Fuente: Projo