CARNOTA (El Correo Gallego).- La plataforma vecinal que se opone a la ampliación de la granja acuícola que Stolt Sea Farm tiene en Quilmas (Carnota) presentó ayer una nueva denuncia ante el Seprona por el vertido de piensos y materia orgánica en la playa de Corno Becerra.

 

Hasta el lugar se desplazaron agentes del Seprona de Corcubión y de A Coruña, los cuales recogieron muestras y fotografías de los residuos que procedían del canal de salida de aguas de la piscifactoría.

El presidente de la plataforma, José Manuel Casais, aseguró que son vertidos que se producen a diario, si bien la cantidad varía de unos días a otros. Además, señaló que "al no disponer de depuradora", la granja vierte también otro tipo de residuos contaminantes "cuando limpian las piscinas de los peces". No es la primera vez que denuncian tales vertidos y, según Casais, seguirán haciéndolo porque "nos asiste la razón y para comprobarlo no hay más que venir aquí y observar, pues es una contaminación perfectamente visible". Los restos de pienso se veían ayer en una amplia zona de los fondos de la playa de Quilmas y cuando se disuelven, según Casais, "forman una gran mancha marrón y sueltan grasas".

Desde la plataforma no entienden "por qué no se controlan" dichos vertidos, algo que Casais califica como "una falta de respeto al medioambiente y a la ciudadanía". Señaló asimismo que los efectos de los residuos también son visibles, pues "hoy mismo hemos encontrado varios peces muertos en la zona".

El secretario de la plataforma, Manuel González, que dice conocer bien la zona porque fue pescador, aseguró que "están desa- pareciendo muchas especies de esta costa, ya que los vertidos "matan las crías e impiden el desarrollo de las algas".

Fuente: http://www.elcorreogallego.es