SANTIAGO (EFE).- El director general de Acuicultura y Recursos Mariños, Antonio García Elorriaga, anunció hoy en el Parlamento que la Consellería de Pesca suprimió la instalación de cinco de los treinta parques acuícolas previstos para su ubicación en Galicia y redujo otros ocho, alguno de los cuales pierde hasta un 80 por ciento del volumen previsto.

 

Los parques acuícolas suprimidos tras ser sometidos al periodo de alegaciones son el de Ardía, en O Grove; Couso, en Santa Uxía de Ribeira; Punta Corvos, en Ribadeo; Touriñan, en Muxía y Punta do Corno, en Camariñas.
   
García Elorriaga declaró también, para contestar una pregunta que le formuló el diputado del BNG, Bieito Lobeira, que los parques que reducen su tamaño son el de Orelludas, en Oia; Mougán, Oia; Serans, Porto do Son; Lago, en Xove; Cabo Cee, en Corcubión; Meiras, Valdoviño; Regodola, Xove y en Touzo Louzao, en Ribadeo. Algunas de las reducciones se refieren a cuestiones de protección del patrimonio, como petroglifos entre otros elementos paleolíticos patrimoniales.
   
El director general declaró que el Parque acuícola de Seráns se reducirá en un 80 por ciento, toda vez que pasa de los 115.000 metros cuadrados previstos a 24.500 metros; el de Mougás de 88.000 a 57.000 metros cuadrados (un 35% menos); el de Lago pasa de los 273.500 metros cuadrados a 182.500, un 33% inferior, o el de Orelludas, que se reduce en un 37% al pasar de 75.000 a 47.000 metros cuadrados.
   
García Elorriaga declaró que el Plan acuícola de la Consellería de Pesca "es moderno, respetuoso y compatible con el medio ambiente y con la pesca artesanal que genera riqueza en nuestro país" y aseguró que la presencia de Granjas Marinas "no se puede parar".
   
Afirmó que según la FAO en el 2025 la humanidad tiene que producir en este tipo de instalaciones el 50 por ciento del pescado que consuma, y aseguró que Galicia tiene unas "condiciones excepcionales" para producir por la temperatura y la riqueza de nuestras aguas.
   
También recordó que somos ya la primera productora mundial de rodaballo, el mejillón alcanza un alto volumen de producción y hay otras especies con menor producción como el lenguado o el besugo.
   
El BNG pedía en su iniciativa una planificación pública de la actividad acuícola en Galicia, la supresión de la prevista planta de Baroña, en Porto do Son y la "reformulación" de otras granjas en proyecto.