SANTIAGO (Prensa Latina).- Trabajadores del salmón, movilizados desde hace un mes por mejoras laborales, pedirán hoy a la presidenta Michelle Bachelet intervenir en el conflicto, que ha puesto en crisis a la estratégica industria chilena.

 

Directivos de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) acompañarán este mediodía a representantes de los salmoneros chilenos, provenientes del sur del país, al Palacio de La Moneda, donde entregarán una carta dirigida a la mandataria.

Aunque inicialmente el Gobierno lo describió como un conflicto “entre privados” y se limitó a exhortar a empresarios y trabajadores a dialogar, ahora es probable que asuma un rol más activo para buscar una solución.

Distintos sectores políticos y religiosos vienen alertando sobre la compleja situación, ya que las empresas filiales noruegas anunciaron el próximo despido de mil 200 trabajadores.

El vocero gubernamental Francisco Vidal admitió que “para el Gobierno, por lo que implica la industria del salmón, que da más de 30 mil empleos y genera varios miles de millones de dólares de exportaciones, empieza a ser una preocupación”.

Aclaró que ello “significa ayudar con todo el aparato del Estado a que esa industria tenga mejor futuro, desde el punto de vista de la estabilidad laboral, de las condiciones de sus trabajadores y del desarrollo propiamente de la industria”.

La importante industria –el cuarto sector exportador del país- abarca unas 130 empresas, con 670 centros de cultivo y unas 60 plantas.

Según distintas fuentes, Chile produce 400 mil toneladas de salmón al año y exporta casi el 70 por ciento a Japón y Estados Unidos.

Fuente: http://www.prensa-latina.cu