Estambul. Con un prospero sector de la acuicultura creciendo a una tasa promedio de 9% al año durante los últimos 30 años, una empresa turca viene implementando una idea innovadora para usar un barco como piscigranja, el mismo que será utilizado en aguas abiertas.

 

Murat Mengenecioglu, presidente de Denizsan Maritime Inc., indicó que ellos han transformado un barco de 20,000 toneladas de peso en una piscifactoria, con una capacidad de 19,000 metros cúbicos para producir peces a escala industrial.

Mengenecioglu dijo que ellos vienen cooperando con varias organizaciones en Noruega, sobre biología marina, calidad del agua y enfermedades de los peces, y Francia, sobre la extracción de agua desde las profundidades, control del dioxido de carbono, automatización, circulación del agua, automatización de la alimentación y aislamiento de los tanques. UM Shipyard les ayudara en el desarrollo del conocimiento para realizar el proyecto.

La empresa ha desarrollado bombas especiales para transferir los peces de un tanque a otro. Asimismo ha patentado tres innovaciones durante el desarrollo del proyecto.

Capacidad anual de 4,800 toneladas

La piscifactoría tendrá capacidad para siete tipos de peces, pero en la etapa inicial, solo se cultivará dos tipos de peces, el salmón del Atlántico y trucha arco iris, con una capacidad anual proyectada de 4,800 toneladas.

Un total de 11 tanques de producción especialmente diseñados para producir peces en un ambiente sustentable, cada tanque tiene una profundidad de nueve metros; ellos no tendrán contacto con el mar u otros tanques.

Se usarán bombas con capacidad de 12,500 metros cúbico por hora para circular agua fresca después de ajustarla a la temperatura necesaria.

Los tanques están pintados con Hempel epoxy, cada uno tiene su alimentador individual, medidores de oxígeno, bombas, iluminación y sensores para detectar la temperatura, el nivel de pH, el nivel del agua y la velocidad de circulación.

Cuando los peces crezcan de 3.5 a 4 kilogramos, se usaran bombas especiales para transferirlos al área de producción, en donde serán anestesiados, limpiados, empacados y ubicados en compartimientos de congelado.

Surcando los mares

La piscifactoría navegara en aguas internacionales, y descargara sus desechos de forma ambientalmente amigable, informó Mengenecioglu.