VANCOUVER.- El Ministro de Agricultura, Pat Bell, rechazo la demanda de los ambientalistas para retirar las piscigranjas en el Archipiélago Broughton en la costa central de British Columbia.

 

Bell dijo que es impracticable remover 750 000 salmones del Atlántico de las granjas en Broughton para permitir que el salmón juvenil silvestre no sea molestado durante su migración el próximo mes; en cambio el gobierno presiona por incrementar los tratamientos químicos para eliminar los piojos de mar alrededor de las piscigranjas.

“Pensamos que en este punto, esto es la mejor solución, estamos evaluando una solución a largo plazo”. Bell informó que el gobierno monitoreara las piscigranjas por ahora.

“Queremos estar seguros de que todas las granjas tienen niveles cero de piojos durante el periodo de migración”.

Los ambientalistas dijeron que el piojo de mar de las piscigranjas podrían eliminar a los salmones locales en pocos años.

Fuente: CKNW