Vigo (La Voz de Galicia). La Xunta solicitó el pasado 30 de enero un cambio en la composición del comité empresarial de la Fundación para el desarrollo de la investigación en genómica y proteómica, conocida como Genoma España, que dejó fuera del mismo a la empresa gallega Pescanova. La decisión excluyó de este órgano asesor a la única representación gallega. Pero ayer el Gobierno autónomo admitió, por la noche, que todo se trató de «un lamentable error».

 

La petición fue realizada por la conselleira de Sanidade, María José Rubio, que asistió a la reunión del patronato celebrada en el Ministerio de Sanidad. Y el error fue que la representación gallega confundió al presidente de Pharmamar, José María Fernández de Sousa, con su hermano, el presidente de Pescanova, José Manuel Fernández de Sousa. El primero figuraba como posible representante del comité empresarial de Genoma España por la rama biotecnológica, y Pescanova estaba propuesta por el sector agroalimentario y acuícola.

Rubio intervino para solicitar un mayor equilibrio sectorial y territorial. Y la ministra de Sanidad, la también gallega Elena Salgado, agradeció la «comprensión» de la Xunta en beneficio de un «mejor reparto». Con equivocación o sin ella, la medida ha dejado a Galicia fuera del comité empresarial de la fundación nacional de I+D, ya que Pharmamar, creada en 1986 y con laboratorio en O Porriño, tiene sede social y fiscal en Madrid. Es una filial del grupo Zeltia, que cotiza en la Bolsa de Madrid, dedicada a la investigación de fármacos contra el cáncer a través de productos del mar.

El rechazo a Pescanova en el proyecto Genoma fue destapado el martes en el Parlamento por el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijoo, quien lo definió como un «veto» del que hizo responsable directo al presidente de la Xunta. En sede parlamentaria, Emilio Pérez Touriño recordó que Galicia está representada por la conselleira de Sanidade en Genoma España.

Y ayer, el propio director de la fundación, José Luis Jorcano, aseguró que el cambio de Pescanova «no generó discusión» en la reunión del patronato. Además, recordó que el comité es rotatorio y la firma viguesa «entrará en el próximo». Minutos después, la Xunta admitía el «error» cometido y lamentaba la «excesiva politización» del asunto.

En Pescanova, donde no se conocía ayer la disculpa oficial, mostraron su descontento con esta exclusión, «máxime cuando se trata de conselleiros y ministros gallegos». Desde la firma lamentaron además no poder «aportar nuestros años de conocimiento en la investigación pesquera o acuícola».

Los doce miembros españoles del comité empresarial son Puleva Biotech, la FEAPE, Pharmamar, Biotools, Pharma Industria, Asebio, Abengoa, Acciona, Najeti, Caixa Capital Risc, Garrigues y Ernst & Young.

 

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es