La Coruña (El Ideal Gallego). El anuncio hecho por la Consellería de Pesca de la Xunta de Galicia de declarar de carácter supramunicipal el proyecto de ampliación de la planta de Quilmas, en Carnota, y el visto bueno a la misma antes de la aprobación del plan acuícola, ha sido recogido con satisfacción por la empresa Atolt Sea Farmer Prodemar.

 

Desde la empresa indicaron que con esta medida no va a haber una autorización previa al plan, pero tan pronto como se apruebe el mismo, la ampliación de Quilmas será inminente y con los trámites ya adelantados. Prodemar informó de que esta ampliación es parte de un acuerdo ante la imposibilidad de realizar algo parecido en Camariñas, ya descartada de los planes de la empresa.

 

Prodemar también anunció que ahora el próximo proyecto, una vez aprobado el plan, será la construcción de una nueva planta en Arou, en Camariñas, una concesión que en principio creen que no tendrá problemas.

 

El tercer proyecto de la empresa es la ampliación de la planta de Merexo, en Muxía, algo que sitúan para dentro de tres o cuatro años.

 

La organización ecologista Adega criticó que la Xunta haya autorizado las plantas de Quilmas y Porto do Son a Prodemar antes de la aprobación del plan acuícola gallego, y consideran que esta noticia es un trato do favor a esta empresa.

 

Críticas a la Xunta > Asimismo, la entidad no está de acuerdo con el actual plan acuícola que está elaborando la Xunta y que, según la entidad, sigue incurriendo en los errores del anterior programa. Los ecologistas indicaron que " algunhas medidas anunciadas agora porPesca non responden a unha planificación pesqueira sustentable, polo que a Asociación pide unha fonda reflexión sobre a promoción do cultivo industrial de peixes en terra".

 

Uno de los proyectos denunciados por Adega es la ampliación de los 90.000 metros cuadrados de la planta de Quilmas (Carnota), que según la asociación aprovecha un punto negro, un hueco dejado dentro del LIC Costa da Morte.

 

Fuente: http://www.elidealgallego.com