ALASKA.- El futuro de Alaska podría estar asegurado por otro boom de combustible, pero que no proviene del petróleo.

 

Los aceites de pescado están entre los principales bio-productos del mundo, dijo Peter Bechtel, un investigador de la  University of Alaska Fairbanks.

“Estamos buscando una revolución. Todos están interesados en los beneficios para la salud de los ácidos grasos omega 3, y los peces marinos de agua fría de Alaska son un excelente fuente” expresó Bechtel.

“Tenemos una gran cantidad de material en Alaska que no es convertida en filetes o huevas, y necesitamos hacer algo con esto. Esto es especialmente importante para los subproductos de la industria del salmón en el sureste de Alaska” informó Bechtel.

Según los datos federales del año 2005, los pescadores de Alaska capturar aproximadamente 2.5 millones de toneladas métricas de pescado cada año, produciendo alrededor de 1.3 millones de toneladas de desechos. Una porción de estos se convierten en harina de pescado o fertilizantes. De acuerdo con Bechtel las empresas de alimentos de origen acuático están desarrollando productos con más valor agregado con todos los subproductos del pescado.

“Casi todas las cosas que hemos hecho con estos subproductos ha incrementado su valor tremendamente en los últimos dos años” dijo Bechtel.

El material puede ser convertido en aceite de pescado, harina de pescado, suplementos, gelatinas obtenidas de la piel, e ingredientes para los animales de las granjas, además de ingredientes para la industria de cosméticos. Bechtel mencionó que el aceite de pescado podría reducir las necesidades de energía en las zonas rurales de Alaska.