San Francisco. La industria de la acuicultura mundial no debe depender solo de la harina de pescado para los alimentos de especies más valiosas como salmón y trucha, dijeron los expertos en acuicultura de la Universidad de Idaho.

 

Una de las principales razones fue el aumento del precio de la harina de pescado en el 2006, lo cual fue el resultado de numerosos factores entre los cuales se incluyen las bajas captura registradas en el Perú como consecuencia del evento El Niño.

La creciente economía de China compra un sexto de los seis millones de toneladas disponibles en el mercado mundial cada año.

“Esto cambia las cosas” dijo Ronald Hardy, quien dirige el Aquaculture Research Institute en Hagerman – Idaho, el lugar mas importante para la producción de trucha de arco iris en Estados Unidos.

Hardy modero un panel durante el encuentro anual de la American Association for the Advancement of science , acerca de los avances en la producción sostenible de alimentos marinos.

Hardy expuso sobre los avances en la reducción de la dependencia por harina de pescado y aceite de pescado. Además indicó que el precio se incrementó de $700 por tonelada hasta $1,400 toneladas en el 2006.

“Los altos precios para la harina de pescado, hacen que alternativas como el concentrado de proteína de soya y el gluten de trigo se han asequibles” indicó Hardy. En adición, los precios más altos para harina de pescado vienen estimulando enfoques innovadores para reconvertir proteína de desechos del procesamiento de alimentos marinos, muchos de los cuales son comúnmente descartados.

La acuicultura debe hallar vías para crecer sin depender de la harina y aceite de pescado, con la finalidad de satisfacer la demanda de la población, agregó.

Las décadas de investigación han demostrado que las proteínas derivadas de granos como maíz, trigo y cebada pueden proveer los ingredientes, ricos en proteínas, necesarios para el alimento de salmón y trucha.

El crecimiento de la producción de etanol, particularmente el uso de maíz para producir combustibles en base al alcohol, puede ser una bendición para algunos tipos de acuicultura. Los granos secos destilados contienen el 28 a 30% de proteína que peces como tilapia y catfish requieren.

La trucha y salmón necesitan 40% de proteína en sus dietas, que también podrían ser satisfechas por los productores de etanol, afirmó Hardy.

Concentrados de proteínas de granos de soya, trigo, cebada y canola, también pueden ser usados como suplementos en las dietas de los peces, en reemplazo de la harina de pescado, especialmente si ellos se combinan. Cada uno de estos concentrados de proteínas es deficiente en aminoácidos esenciales, pero combinándolos podrían superar algunas deficiencias nutricionales.