Hawai. Investigadores del Instituto Oceánico en Makapuu reportaron su éxito en incrementar el tamaño y la resistencia de enfermedades de camarón de cultivo.

 

Los hallazgos se constituyen en una buena noticia para los productores de camarón de Hawai, y particularmente para la familia de camarones más populares los penaideos, una industria mundial de $9.7 billones de acuerdo a FAO.

Los investigadores en camarones ahora tienen el objetivo de tener éxito en la crianza selectiva. El instituto produce 120,000 camarones blancos del Pacifico por año de una población de 500 camarones proveniente de 240 familias genéticamente distintas, dijo el director del programa Shaun Moss.

Este programa de selección genética ha permitido incrementar el peso del camarón cosechado en 8.3% por generación en las últimas tres generaciones, indicó Moss. Adicionalmente la tasa de supervivencia para los camarones criados ha mejorado en 7.9% por generación.

Los investigadores, además, han seleccionado reproductores de camarones que son resistentes al virus Taura, y muestran tasa de supervivencia de 90% cuando se les expone a la infección a través del alimento, reportó Moss.