(La Opinión).- No sólo los agricultores han perdido sus terrenos por las inundaciones; el sector camaronero se ha visto afectado también por la misma razón. En El Oro, piscinas dedicadas al cultivo del crustáceo se perdieron por la causa anotada.

 

Si bien no hay estadísticas oficiales del número de las camaroneras afectadas; los técnicos de la Dirección Agropecuaria local reportaron que al menos 35 hectáreas dedicadas a esa actividad, en el sitio El Retiro, fueron anegadas.
Hay que recordar que en las zonas por donde corre el Jubones, cerca de su desembocadura, existen varias camaroneras; también en las desembocaduras de los ríos Pital en Santa Rosa; del río Arenillas en la Pitahaya y del canal de Zarumilla en Hualtaco, Huaquillas.

Para atender a los posibles afectados, la Subsecretaría de Acuacultura mantuvo una reunión con los representes de Alianza de Camaroneras del Litoral del Sur, CALISUR, en la cual entregaron al subsecretario, Guido Coppiano, a la Directora General, Yahira Piedrahíta y al Director del INP, Geovanny Garófalo, una lista de necesidades urgentes para el sector camaronero que se ha visto afectado por las intensas lluvias.

En la reunión se establecieron entre otros puntos los siguientes: preparar un plan Financiero para ser entregado a la Corporación Financiera Nacional, CFN y que CALISUR entregará a la Subsecretaría de Acuacultura un reporte de los daños en las camaroneras para que la entidad estatal los apoye en la reconstrucción de sus propiedades.

Con el INP se acordó la creación de una Comisión Técnica en la que participará CALISUR, que permita capacitación y acercamiento entre productores y autoridad competente.

Fuente: http://www.diariopinion.com