(La Segunda).- La iniciativa contempla multas de hasta $104 millones de pesos que se aplicarían a todos los actores de la cadena productiva y también dispone una serie de medidas de protección pare evitar la transmisión de enfermedades en la acuicultura.  

 

Una serie de medidas destinadas a evitar la transmisión de enfermedades que afectan a los recursos hidrobiológicos vinculados a la acuicultura y fuertes multas en dinero a quienes sean responsables del contagio de esas especies, contempla una moción presentada por los senadores Antonio Horvath y Baldo Prokurica.

La iniciativa que fue derivada a la Comisión de Pesca del Senado, apunta a evitar que se repitan casos como los que afectaron a la industria salmonera del sur de Chile, que se vio infectada con el ISA que dejó pérdidas que alcanzan a $3.500 millones en un año y más de mil personas sin empleo.

En lo fundamental, el proyecto modifica la Ley general de Pesca y Acuicultura estableciendo que las concesiones deberán regirse por la respectiva zonificación del borde costero que se de la región y los conflictos que pudieran suscitarse, se resolverán a través de microzonificación, sin perjuicio de las otras normas legales pertinentes.

Asimismo, señala que toda especie hidrobiológica que se traslade de una región a otra, o de un área que se declare de alto riesgo, deberá pasar una barrera sanitaria que garantice que no se trasladen enfermedades que no están presentes en la región a la que se movilicen.

Por otra parte, la iniciativa propone una diferenciación de las faltas, según su gravedad y plantea sanciones acordes a ellas.

MILLONARIAS MULTAS

Actualmente la ley contempla multas que fluctúan entre 50 y 3.000 Unidades Tributarias Mensuales (UTM), es decir entre $1.733.400 y $ 104.004.000 aproximadamente, pero no establece alguna graduación.

El proyecto diferencia entre faltas leves, graves y gravísimas. Las leves, que corresponden a entregar documentos fuera de plazo, serán sancionadas con multas de 50 a 100 UTM; las graves, que corresponden a no informar sobre la presencia de una enfermedad de alto riesgo o no cumplir el Programa Sanitario General o Específico, serán sancionadas con multas entre 100 y 1.500 UTM.

Finalmente, las faltas gravísimas -esto es, si se produjese transmisión amplia de enfermedades de alto riesgo, vulnerando las medidas de protección sanitaria, las normas sanitarias y otras que establece la ley- serán sancionadas con multas entre 1.000 y 3.000 UTM.

Estas sanciones se aplicarán también a terceros como transportistas, almacenadotes, proveedores, procesadores, reductores de desechos que resulten culpables de las infracciones señaladas.

La iniciativa contiene un artículo transitorio que señala que las barreras sanitarias se implementarán entre regiones y alrededor de las áreas que presenten enfermedades de alto riesgo en un plazo de 120 días.

Según los senadores "la sobrecarga que se ha producido en algunos sectores del país, principalmente en la región de Los Lagos y los efectos sociales, económicos y ambientales, de la proliferación de algunas enfermedades como el ISA y los daños que produce el Caligus, hace necesario asegurar medidas por ley acordadas con todos los sectores involucrados".

Agregaron que es necesario corregir los vacíos legales y establecer las armonizaciones que requiere el artículo 118 que no sanciona el incumplimiento de los Programas Sanitarios, los que se fijan por Resolución de Sernapesca.

"Además, es conveniente mejorar la gradualidad de las penas en función de la gravedad de la infracción de estos programas. No es lo mismo presentar un documento fuera de plazo que no informar la presencia de una enfermedad de alto riesgo o no cumplir el Programa sanitario", sentencian los legisladores.

Fuente: http://www.lasegunda.com