Las regulaciones ambientales inflexibles están costando millones de libras en pérdidas al sector de la crianza del salmón y amenaza la capacidad de la industria en combatir las enfermedades de los peces, según el presidente de la Scottish Salmon Producers' Organisation (SSPO).

 

Sid Patten, presidente ejecutivo de SSPO, dijo que el incumplimiento de las regulaciones y la carencia de perspicacia comercial entre los reguladores y legisladores están evitando que los piscicultores satisfagan la crecimiento demanda domestica e internacional.

“En la acuicultura, y en la industria del salmón en particular, existe un régimen en el cual los reguladores y los legisladores continúan siendo exigentes en la aplicación de reglas similares a las de nuestros competidores” expresó Patten. “Esto evita el crecimiento sustentable de la industria del salmón que produce 125 000 t de salmón y genera más de £197 millones para Escocia cada año”.

Patten resaltó la preocupación de sus colegas por la respuesta del gobierno escocés, el mismo que esta revisando su Strategic Framework for Scottish Aquaculture. Patten dijo: “Se esta volviendo difícil para que las empresas justifiquen sus inversiones existente y para fomentar mas inversión que necesitamos para satisfacer la demanda”.

Michael Stark, director de Hjaltland Seafarms ubicado en Lerwick, apoyo la solicitud de Patten. “La industria de la crianza de salmón escocesa es la más legislada en el mundo, lo que no nos ayuda cuando competimos contra Noruega, Chile y Canadá” expreso Stark.

Patter agregó: “Por ejemplo, nosotros estamos restringidos al uso efectivo de solo dos medicamentos para tratar el piojo de mar, y los peces ahora están empezando a mostrar resistencia a ellos. Si tuviéramos acceso a medicamentos más efectivos, podríamos superar nuestra difícil situación”.

Fuente: Sunday Herald