(Estrella de Panamá).- Factores climatológicos como el fenómeno de La Niña y la pesca a gran escala han incidido en el rendimiento de la producción de camarones. La industria que antaño era una de las más rentables, hoy se enfrenta a duros desafíos con la caída en sus exportaciones, principalmente hacia Estados Unidos.

 

Panamá logró exportar el año pasado unos 49.9 millones de dólares, muy por debajo del año 2005, cuando se lograron comercializar 69.3 millones. Los altos precios del combustible son otro problema que están enfrentando las empresas que se dedican a este negocio. En los últimos cuatro años, siete compañías han cerrado operaciones en el puerto de Vacamonte.

La competencia es fuerte. China está sacando ventaja en la comercialización del crustáceo, pues vende a un precio más competitivo, acaparando el mercado internacional. Hace cuatro a-ños, se pagaba hasta 10 dólares por libra y actualmente solo siete dólares. El futuro de la industria gira en torno a la habilitación de fincas con estanques para la cría y reproducción de camarones. Hasta el momento existen 11 mil hectáreas que producen unas cinco mil toneladas de camarones por año.

Fuente: http://www.estrelladepanama.com