Por: Susannah F. Locke
Scienceline, USA
Traducción: Aquahoy

El atún de aleta azul del Atlántico, que es muy preciado para la elaboración del sushi, viene siendo sobrepescado llevándolo de esta forma al colapso económico. Ahora los científicos están estudiando como criar estos gigantes en cautividad, lo que podría reducir la presión sobre el atún silvestre.

 

Nadie apoya la investigación, la misma que recientemente alcanzo sus primeros logros modestos. Algunos expertos creen que el hábitat del pez es demasiado idiosincrático para la piscicultura comercial y los esfuerzos de crianza están distrayendo del principal problema de la sobrepesca.

Aun así, la demanda por el sushi de atún es intensa lo que lleva a otros a pensar que el atún inevitablemente seguirá el camino del salmón, catfish y otros peces en el éxito de la acuicultura comercial.

“Pienso que en 10 años seremos capaces de criar el atún aleta azul a través de los hatcheries ubicados en tierra” indicó Yonathan Zohar, director del University of Maryland Center of Marine Biotechnology. “Es solo cuestión de tiempo y recursos”.

Primero, los investigadores deben resolver algunos problemas sobre el comportamiento del atún aleta azul. Este atún requiere de 12 años para alcanzar su madurez sexual, en comparación a los cerca de tres años para el catfish, y reproducirlos fuera de su hábitat natural es difícil. La vida en jaulas flotantes o tanques gigantes aparentemente no provee las señales ambientales correctas para que los peces empiecen a producir las hormonas sexuales con la finalidad de procrear.

Recientemente, un proyecto de la Unión Europea ha empezado a resolver estos obstáculos. Zohar colaboró en el informe, publicado en julio de 2007 en Reviews in Fisheries Science, en el cual se usaron implantes de medicamentos para hacer que el atún aleta azul produzca huevos fertilizados en cautividad. En el future, esta técnica puede ayudar a los científicos a supercar la barreras prácticas y financieras para la crianza de atún aleta azul, a través de la reproducción del atún a una menor edad.

Zohar compara su investigación con la práctica ginecologica para el pez. El cerebro del atún cautivo no produce la cantidad de hormonas para indicar al cuerpo del pez que la reproducción se inicia, de esta forma Zohar desarrollo un tratamiento que imita la hormona principal de la cadena de commando: hormona liberadora de la gonadotropina.

Los peces enormes como el atún requiere de creatividad para brindarles el medicamento. Para dar una inyección periódica de medicamento al salmón, los investigadores los capturas en el tanque y lo inyectan. Para el atún, que crece hasta seis pies en longitud y puede pesar más de 1 000 lbs, los buzos les disparan implantes. Después el medicamento se disemina en el cuerpos de los peces en un lapso de una semana.

La crianza de atún también tiene lugar en Japón, el líder en la crianza de atún aleta azul durante cerca 30 años. Sin embargo, el largo tiempo requerido para alcanzar la madurez sexual ha hecho que la crianza de atún sea financieramente impracticable. Los científicos de la Kinki University, por su parte, permiten que la variedad de atún del Pacifico desoven naturalmente en las jaulas. Estos reproductores cautivos producen peces, pero no son consistentes.

Algunos científicos son escépticos sobre los prospectos de crianza del atún, y los ambientalistas indican que los esfuerzos de crianza son distracciones costosas. “Esta es una forma realmente costosa que no resuelve el problema – el cual es la sobrepescado de atún aleta azul” dijo Tom Grasso, director de la política de conservación marina de WWF, una organización conservacionista que apoya la prohibición de la pesca del atún aleta azul del Atlántico y que recomienda a las personas que consuman otras clases de atún.

La baja población de peces se ha convertido en un problema especial en New England, Los expertos pesqueros están de acuerdo en que la industria comercial del atún aleta azul en el este de USA ha colapsado. Hasta el 2002, la pesca del atún consistentemente alcanzada entre US$ 10 y 20 millones por año. Para el 2006, esto cayo a solo US$ 1.7 millones.

La población de atún aleta azul del Atlántico occidental ha caído en más de 90% desde los años 70, según la International Commission for the Conservation of Atlantic Tunas. El año pasado, los pescadores de USA lograron una captura menor en 15% a lo tradicional.

“Las capturas en Massachusetts durante las dos últimas estaciones han sido sombrías” dijo Bradford Chase, un biólogo de la Division of Marine Fisheries en Massachusetts, el centro de la pesca del atún aleta azul del Atlántico en USA. “Esto no puede ser peor y mantenerse como industria”.

Algunas operaciones comerciales, destacó Chase, están desesperadas al punto que ellos envían aviones para localizar poblaciones de atún aleta azul, pero no pueden hallarlos. La situación es mala para los pescadores que capturan al atún con barras o arpones.

La sobrepesca en el este del Atlántico y el Mediterráneo probablemente influyan en la disminución de la población en New England, debido a que atún viaja a través del océano.

Aunque, el atún aleta azul que desova en el golfo de México y el los que desovan en el Mediterráneo son poblaciones distintas, la investigación muestra que ellos cruzan el océano Atlántico. Previamente, las dos poblaciones fueron investigadas se forma separada, debido a que los sistemas de corrientes regulan a los grupos bajo diferentes reglas.

Sin embargo, nadie esta siguiendo las reglas. Mientras que los pescadores estadounidenses mantienen sus cuotas estrictas, la sobrepesca ilegal a través del Atlántico viene siendo desenfrenada por década, según los expertos pesqueros.

“El atún aleta azul es realmente un símbolo de la ambición en algunas partes de la industria pesquera” dijo Steven Teo, un biólogo de la University of California en Davis y miembro del equipo que descubrio las migraciones atlanticas del atún.

“No es la avaricia lo que esta conduciéndonos a esto, es la mala gestión” por otras naciones, expresó Rich Ruais, director de la East Coast Tuna Association, que representa a los pescadores de atún. “Los pescadores de USA son inocentes en esta crisis. Nosotros seguimos a la ciencia. Hemos hecho tanto para conserver este recurso y no conseguimos el apoyo de los grupos ambientalistas”. El pescador estadounidense a perdido billones de dolares por el limite en sus capturas durante decadas, mientras que los Pescadores de otras naciones han continuado con la sobrepesca, expresó Ruais.

La delegación de USA solicitó una moratoria de tres años en la pesca de atún aleta azul en el este del Atlántico y el Mediterráneo durante la reunión anual de la comisión internacional del atún. Ruais apoya totalmente esta medida, pero describe la propuesta como “muerta en vida” debido a que a la falta de ética de la comunidad europea.

Aun si la pesca fuera detenida, es tarde para que el atún se recupere. “Algunas veces cuando sobrepescamos una población, esta puede cambiar a un régimen diferente” destacó Teo. “Todo el ecosistema puede cambiar lo cual es muy duro para que las poblaciones se recuperen”.

Eso es porque muchos investigadores dicen que los estudios de reproducción deben continuar, no importa que pase con las restricciones pesqueras. Zohar piensa que el pescado de crianza pueda ser directamente comercializada como alimento y usado para recuperar las poblaciones silvestres en el mar. Pero otros científicos puntualizan que los peces criados en cautividad pueden adaptarse a un ambiente hecho por el hombre y luego ser haga mas daño cuando se liberen en el mar.

Aunque gran parte del debate alrededor del atún aleta azul se concentra en su potencial comercial, aquellos quienes han trabajado con esta especie en la naturaleza puntualizan que para satisfacer la demanda por sushi no es la única razón para proteger al pez.

“Ellos son uno de los animales más bellos en el mar” dijo Molly Lutcavage, quien estudia las migraciones del atún como profesor del zoología en la University of New Hampshire. “Son simplemente majestuosos y cuando los miras puedes sentir su poder”.