El gobierno continúa impulsando la expansión de la industria de la piscicultura en el norte de Ontario, debido a que esta industria puede ayudar a recuperar las economías locales.

 

La Northern Ontario Aquaculture Association indicó que existe un “excelente potencial” para una expansión cuidadosa y planificada de la industria en el norte.

A pesar del cierre, el año pasado, de noroeste de Ontario solo para las piscigranjas cerca de Atikokan. La Snow Lake Fish Farm, ubicada en el foso de la mina de oro y hierro Steep Rock abandonada, fue uno de los sitios de crianza en jaulas que se estableció en el norte de la isla Manitoulin.

La coordinadora del programa de NOAA, Karen Tracey, informó que la industria de la acuicultura viene requiriendo durante las dos últimas décadas de una política de gobierno claro y conciso sobre el cultivo en jaulas.

“Para que la industria del cultivo en jaulas prospere y mantenga su viabilidad económica, las agencias reguladoras necesitaran elaborar una estrategia para superar las barreras institucionales y para ser capaces de crecer en el futuro” expresó Tracey.

Mientras que el Ministry of Natural Resources esta trabajando en armonizar guías para las licencias de acuicultura, destacó Tracey, el proceso se inicio hace dos años.

Tracey informó que la mayoría de las operaciones del cultivo en jaulas están localizadas en el lago Huron debido a las ideales condiciones del agua, la infraestructura existente, la proximidad a los mercados y las plantas de procesamiento establecidas.

La mayoría de las operaciones se iniciaron con dinero privado debido a la falta del apoyo del gobierno, destacó Tracey, agregando que cuando se entregan fondos para la crianza, la acuicultura no es considerado como tal.

Mientras que hay potencial para la piscicultura en el noreste de Ontario, Tracey indicó: “No he podido encontrar emprendedores que miren la piscicultura en el norte hasta que la política este bien establecida por las agencias reguladoras”.

Un estudio encargado por NOAA en la última primavera, sobre el impacto económico de la industria del cultivo en jaulas en Ontario, estableció que este generará al menos $51 millones en ventas anuales y empleara a tiempo completo a 229 personas.

“No solo estamos produciendo un producto que es rico en ácidos grasos esenciales omega-3, estamos haciendo contribuciones significativas a la economía de Ontario” destacó Tracey.

El presidente de la Asociación Mike Meeker, informó que los operadores de las piscigranjas están entusiasmados para desarrollar iniciativas.

El estudio estableció que la industria de la acuicultura ayudará a diversificar las economías locales, proveyendo empleo estable e importantes beneficios económicos para las comunidades rurales a través Ontario, y produce una fuente de alimentos saludables.

La industria del cultivo en jaulas sostiene el empleo en las comunidades del norte de Ontario como Little Current, Espanola, Manitowaning, Kagawong, Gore Bay, Mindemoya, Evansville, Val Caron, Parry Sound, Sudbury y North Bay.

Fuente: The Chronicle Journal