HERMOSILLO.- En diferentes puntos estratégicos fueron liberados a la presa Álvaro Obregón, 23 mil 950 crías de lobina, con el objetivo de preservar e incrementar la presencia de la especie informo el Periodico El Imparcial .

 

Integrantes del Club de Pesca El Anzuelo, encabezados por Jesús Fulgencio Durón Ortiz, el biólogo Jorge Antonio Sánchez Andrade, de la subsecretaría de Pesca y Acuicultura Estatal, Mario Atondo Murrieta, subdirector de la Secretaría de Desarrollo Económico y Jaime Ivich Campoy, participaron en el depósito de las crías.

Ivich Campoy, síndico Municipal, expuso que continuará la vigilancia en la presa, para evitar la pesca furtiva de lobina, al estar en veda hasta el 31 de marzo, para promover el crecimiento adecuado.

PATRULLAN LA ZONA
El Ayuntamiento proporciona personal de vigilancia para patrullar continuamente la zona, además de aclarar que la pesca deportiva no está prohibida, condicionada a respetar el reglamento, al devolver de inmediato el pez a la presa.

El Gobierno del Estado donó en conjunto con el Club de Pesca El Anzuelo, una lancha con motor, para realizar la inspección.

La tilapia y el bagre pueden ser pescados sin problema, al estar permitido hasta el uso comercial y las cooperativas organizadas del Municipio.