ANNAPOLIS.-  Las autoridades de Virginia están considerando la liberación de más de un millón de ostras asiáticas en la bahía Chesapeake este verano, con la finalidad de reactivar la industria ostrícola.

 

Pero el plan ha generado la preocupación en los científicos sobre el potencial daño ecológico que puedan causar los experimentos con ostras no nativas, que son resistentes a las enfermedades y que representan una amenaza a las ostras nativas.

El jueves de la semana anterior la Virginia Marine Resources Commission anunció su planes para criar 1.3 millones de ostras chinas. Las ostras asiáticas serían esterilizadas para prevenir la reproducción, pero algunos manifiestan su preocupación sobre las consecuencias de ubicar millones de ostras no nativas en la bahía Chesapeake.

“Estamos muy preocupados porque se viene generando otro problema inconscientemente. Esta especie podría ser mala para la bahía, así que necesitamos hacer una evaluación cuidadosa” dijo Mike Fritz, un especialista en protección ambiental del Chesapeake Bay Program ubicada en Annapolis.

Los investigadores de Maryland ya vienen estudiando las ostras no nativas en el laboratorio de la Eastern Shore. Pero en Maryland no han tratado de introducir las ostras asiáticas en la escala propuesta en Virginia.

Fuente: Associated Press