La Opinión A Coruña , España

Las investigaciones para lograr el cultivo de especies marinas se centran principalmente en aquellas que son rentables, pero también hay otras investigaciones que buscan individuos para la repoblación, como es el caso del erizo de mar. El Centro de Investigaciones Marinas (CIMA), dependencias de la Consellería de Pesca, con su director Alejandro Guerra, participa en el cultivo de distintas especies, algunas están destinadas a la repoblación.

 

- ¿Se van a incrementarlos estudios para producir especies que se soltaran después?
El tema de la repoblación tiene mucha historia porque se viene  haciendo habitualmente con moluscos. El cultivo para que después pueda haber capturas, no deja de ser una forma de repoblación. De todos estos, nuestras investigaciones se concentran en dos especies: rodaballo y el bogavante. Son pequeñas investigaciones que nos permitirán ver los resultados para después hacer liberaciones a mayor escala.

- A parte de las iniciativas de CIMA, ¿Existen otras en especies como el erizo de mar o percebe?
El erizo es un plan nacional que se realiza en colaboración con otras comunidades como Asturias y Canarias. Lo lidera Galicia y se pretende hacer dos cosas: ver como se aclimata a las condiciones de cultivo en cautividad y después conseguir los juveniles que puedan pasar al medio natural.

- ¿Qué importancia tiene este tipo de investigación en Galicia con respecto a otras autonomías?
Nuestra comunidad esta liderando todas las iniciativas, sobre todo las ubicadas en el Atlántico, de moluscos y peces, como rodaballo, erizo y oreja de mar.

- Sin embargo, en muchas se piensa más en la venta
Evidentemente se piensa en el cultivo, porque antes de iniciar una suelta de juveniles al medio hay que conocer los hábitos de reproducción, poner la biología a punto y trasladar todo a unas condiciones muy controladas.

- Además de las especies mencionadas, ¿Qué otros proyectos se van a iniciar?
El erizo, la oreja de mar y otras que vienen de atrás como el abadejo. El próximo año se pretende comenzar, junto con otras comunidades, el cultivo de los mugílidos. Este pescado, aunque tiene mala fama por los lugares en los que vive, tiene la ventaja de que su carne es muy apreciada. Y, sobre todo, no consumen pienso, son herbívoros, con el que hay un ahorro importante de energía metabólica.

- ¿Tiene mercado?
La tendencia en el mundo anglosajón es comer pescado fileteado por lo que muchas veces no se distingue de pez procede. Lo importante es lograr que este bien posicionado en el mercado y sea apetecible. Esta tendencia abre muchas posibilidades para la exportación.

-¿Cuáles son las mayores dificultades que se pueden encontrar en el cultivo de peces?
 Primero hay que conocer el comportamiento del animal, saber como se reproduce, como le afectan las patologías, etc. Hay que identificar bien a las especies y después conocer el precio en el mercado. Si se destina a la repoblación hay que hacer un control: saber cuantos de los que se sueltan, después se recapturan, cuantos murieron, cuantos desaparecieron, etc. En las investigaciones se mira lo económico pero también se trata de mantener una población pesquera artesanal, por lo que se tiene que tener más consideraciones económicas.

- Uno de los proyectos más destacados en Galicia es el cultivo del pulpo
Es una especie muy interesante de cara al futuro y es posible que en muy pocos años se logre. El problema con el pulpo es conseguir pequeñas paralarvas, debido a que su mortalidad en estos casos es del 100%. Hay que buscar una dieta adecuada para los pequeños pulpos, porque el engorde ya esta solucionado. Esta es una especie que tiene un crecimiento fantástico y creo que se puede conseguir solucionar el problema en los próximos años.

- ¿Qué especies están en una situación semejante a la del pulpo?
Los selénidos como la navaja, el longueirón o el longueirón viejo, y también la coquina. Se están haciendo experiencias sobre estas especies para lograr semillas suficientes y hay otras que a lo largo de estos años irán saliendo a la luz.

- ¿En colaboración con otras comunidades autónomas?
Se hace sobre todo a través de los planes nacionales, en los que participan distintas autonomías en diferentes especies. Se trata de que la Administración junte grupos de trabajo, que no vayan solas, que se complementen y se acorten así los plazos para cumplir los objetivos.

- ¿Y con las empresas?
En general es buena pero el cultivo de moluscos lo llevan más entidades sociales como las cofradías de pescadores o las asociaciones de mariscadoras. En el cultivo de pescados las empresas complementan nuestras investigaciones con otras propias.