Viene incrementándose el número de peces silvestres que mueren por el piojo que proviene de las granjas de salmón, reveló una nueva investigación del gobierno. Pero mantener a los peces a una distancia segura es costoso y logísticamente una solución difícil.

 

Los informes del Fisheries Research Services (FRS) en Aberdeenand Pitlochry hallaron fuerte evidencia de que el piojo de mar de las jaulas de salmón contaminan a los peces silvestres, y el problema parece empeorar.

El piojo de mar come la carne del pez, causando que el salmón o trucha de mar infestada muera. El problema se estima en un costo de £30 millones al año, pero el impacto de la piscicultura escocesa sobre los peces silvestres viene siendo disputado con vehemencia.

Los científicos de FRS presentaron los resultados de un proyecto de investigación sobre el impacto de la crianza de salmón sobre los peces silvestres en una conferencia en Chile. Los resúmenes de sus estudios, liberados bajo la ley de libre información, mostraron una relación entre el piojo de las granjas de salmón y los peces silvestres.

Un estudio, por James Raffell de la estación de FRS en Sheildaig en Wester Ross, hallo altos niveles de infestación sobre los peces silvestres cerca de las piscigranjas. Un estudio en la variedad de trucha de lago de Torridonand Loch Sheildaig concluyó que existe “una amplia abundancia” de pijos a inicios de 2007, lo que probablemente este relacionado a los altos niveles en las granjas de peces locales.

Otro informe de la FRS de investigaciones de Noruega e Irlanda, sugieren que el piojo de mar de las piscigranjas podría tener serios efectos sobre las poblaciones de salmón silvestre.

“La solución propuesta fue incrementar la distancia entre las granjas” indicó el informe. “En Escocia, esta solución podría ser cara y logísticamente difícil debido a la escasez de nuevos sitios viables para las granjas”.

Fuente: Sunday Herald