(El Día).- El sector pesquero presentó en 2007 un panorama fuertemente contractivo respecto del observado el año anterior, determinado por la disminución de las capturas en la mayoría de las principales especies, a lo que se unió el conflicto gremial que impactó en la actividad durante julio y parte de agosto, y cuyos efectos no pudieron ser recuperados en el último trimestre del año, destaca un informe de la consultora IES.

 

El trabajo de Informe Económico Semanal (IES) señala que durante 2007 las capturas marítimas totales sumaron 909,1 miles de toneladas y disminuyeron un 15% con respecto al año anterior, si bien ese porcentaje debe ser ponderado teniendo en cuenta la excelente actividad del período base, el mayor desde el año 1998. En el primer mes de 2008 se aceleró la tendencia contractiva, con una baja del 26,2% respecto de igual mes del año anterior.

Del total capturado, un 68,2% correspondió a la categoría de peces, con 620,3 miles de toneladas y una caída del 13,9% respecto de 2006, baja originada principalmente por la menor captura de merluza. Los moluscos representaron el 26,5% del total capturado (241 mil toneladas), con una merma del 20,6% derivada fundamentalmente de la baja en las capturas de calamares (20,2%) y otras especies menores. En cuanto a los crustáceos, la situación fue inversa, ya que alcanzaron una participación del 5,3% en el total, y 47,7 miles de toneladas, lo cual determinó un crecimiento del 4,2% en el segmento, impulsado por las capturas de langostinos, si bien con una brusca caída respecto del crecimiento observado en los primeros nueve meses del año.

CAIDA EN LOS PRECIOS

En enero de 2008 las tendencias recesivas se aceleraron, con caídas del 18,7% en peces, del 79,5% en moluscos y del 94,1% en crustáceos respecto de enero de 2007, lo cual muestra la virtual paralización en estos dos últimos segmentos, producto del aumento de los costos internos y la baja en los precios internacionales, que comprimió la actividad hasta el punto de poner en duda la salida de los barcos en la campaña del presente año.

Los precios al consumidor de los pescados y mariscos frescos presentaron un aumento del 17,9% en el promedio anual de 2007 contra 2006, que se elevó al 10,4% en la comparación entre enero de 2008 y enero de 2007, en ambos casos muy por encima del índice de precios al consumidor oficial. El motor de este aumento se ubicó en los precios de la merluza (22,5% y 14,6% respectivamente). Por su parte, la evolución entre enero de 2008 y diciembre de 2007 trepó al 3,4%, mostrando una fuerte aceleración producto de la contención de la oferta en el mes.

En cuanto a los precios mayoristas, según el trabajo de IES, treparon en el promedio anual un 24% y un 48% entre enero de 2008 y enero de 2007, lo que refleja también un panorama de fuerte aumento que se trasladará al sector minorista.

MERCADO EN BAJA

El factor dinámico de la producción pesquera argentina es el mercado externo, que participa en un 59% en el destino de la captura. Durante 2007, las exportaciones de productos pesqueros disminuyeron en valores y cantidades respecto del año anterior, si bien es de señalar que 2006 resultó un año excepcional en cuanto a las cantidades exportadas, las mayores desde el año 1998. El monto alcanzó los u$s 1.108,9 millones, un 11,4% por debajo del valor de los envíos de 2006, caída determinada fundamentalmente por los menores valores exportados de calamar y langostinos, que compensaron los crecimientos en congelados y filetes. Esta caída en los valores se acentuó en el último trimestre del año, ya que hasta los primeros nueve meses había alcanzado al 4%, lo cual muestra la baja de los precios internacionales en la última parte del año.

Por su parte, el volumen de los envíos bajó un 14,1% y alcanzó las 541,4 miles de toneladas. La diferencia entre cantidades y valores está determinada por la suba del precio medio de exportación de un 3,1%, originada principalmente por el alza en los diversos tipos de pescado, que compensaron la fuerte baja en los langostinos y el calamar, especialmente ubicada ésta en el último trimestre del año, ya que hasta los primeros nueve meses los precios de exportación marcaban un avance del 15%.

Clic para ampliarEl principal destino de las exportaciones de productos pesqueros durante 2007 continuó siendo España, con u$s 351 millones, un 31,7% del total. Italia aparece como segundo destino, con u$s 119 millones y el 10,7% del total, seguido de cerca por Brasil (u$s 117 millones y 10,6%), los Estados Unidos (u$s 78 millones y 7,1%), Francia (u$s 55 millones y 5%), China (u$s 50,6 millones y 4,6%) y Japón (u$s 42 millones y 3,8%). Con participaciones menores aparecen Alemania, Rusia y Corea. Los siete principales destinos abarcan el 73% de los envíos totales. Por zonas, la Unión Europea se destaca como el principal destino de las ventas externas. Con relación al año anterior, no se han registrado cambios de significación en el ranking de países importadores, con la única modificación del desplazamiento de Francia al quinto lugar por los Estados Unidos y de Japón al sétimo lugar por China. Entre los países de origen de las importaciones, Chile continúa siendo el principal de ellos, con u$s 30,2 millones, un 29,8% del total, seguido por Ecuador (u$s 22,7 millones y 22,4%), Tailandia (u$s 21,3 millones y 21,1%) y Brasil (u$s 18,5 millones y 18,3%), estos cuatro países abarcan el 91,6% de las compras totales.

Por último IES destaca que las perspectivas para el 2008 están signadas por una fuerte dosis de incertidumbre, dentro de un panorama que se prevé continúe siendo contractivo.

Fuente: http://www.eldia.com.ar