Las ascidias de mar que amenazan la industria del mejillón en Nueva Zelanda pueden ser detenidas con un tratamiento simple y ambientalmente seguro, el agua de mar; el método fue desarrollado por los científicos de bioseguridad en Cawthron en Nelson.

 

Didemnum vexillum es un organismo marino traído a Nueva Zelanda desde las Filipinas. Estos organismos se fijan en los fondos de los botes, líneas de mejillón y jaulas del salmón. Cuando una línea de mejillón es cubierta por la peste, el marisco eventualmente se libera de la cuerda y va a dar al fondo.

En el 2005, la peste fue diseminada a través del estrecho de Marlborough y un grupo liderado por la industria, Didemnum Working Group, fue establecido para combatirlo. Aaron Pannell, de la Marlborough Mussel Company, líder del proyecto uso envolturas y mangas plásticas para cubrir las estructuras submarinas y las líneas de mejillón con la finalidad de detener la alimentación y reproducción del Didemnum.

“Pero el problema con las envolturas de plástico es el daño colateral a los mejillones, todo lo que estaba debajo del plástico moría, de esta forma empezamos una investigación para hallar una forma simple, efectiva y segura de controlar el Didemnum” destacó Pannell. La industria estuvo particularmente interesada en el método para eliminar el Didemnum de las poblaciones de semilla de mejillón para que de esta forma la peste no se disemine cuando los mejillones sean transferidos a las áreas de crecimiento.

La Aquaculture New Zealand y la Foundation for Research, Science and Technology contribuyeron con fondos (NZ$ 42 000) para investigar el tema. El científico Dr. Barrie Forrest, quien jefatura el Marine Biosecurity Group en Cawthron, estableció un rango de tratamientos posibles, basado en el conocimiento de las investigaciones previas sobre herramientas de gestión de la bioseguridad que fueron diseñados por la Fundación y el Ministry of Fisheries.

“Los tratamientos incluyen sumergir a la semilla de mejillón  en altas concentraciones vinagre y lejía. Ambos fueron efectivos contra Didemnum pero es riesgo fue alto, debido a que si la semilla es tratada por bastante tiempo los mejillones morían” informó Dr. Forrest.

Forrest también exploro la posibilidad de usar agua dulce y regreso al laboratorio a probar su efectividad, logrando excelentes resultados. “Encontramos que los mejillones de concha verde tiene una sorprendente alta tolerancia al agua dulce, tu puedes ponerlos hasta tres días con poco efecto en su supervivencia y nosotros tuvimos éxito en matar al Didemnun a través de la inmersión de la semilla infectado en agua dulce por el lapso de una hora”.

Aaron Pannell destacó que el proyecto es una de las mejores historias de éxito que la industria ha experimentado.

“Perdemos hasta el 15% de la semilla a través del fouling. Si Didemnum se establece podemos perder hasta otro 20% de la semilla y esto ya es una amenaza a la industria. Por pocos dólares en investigación, la industria ha recibido una solución efectiva y simple”.

Marie Bradley, Administradora Regional de la Foundation for Research, Science and Technology, dijo que el tratamiento con Didemnum es un gran ejemplo de la inversión a largo plazo en ciencia que entrega respuestas a los problemas de la industria.

Fuente: Scoop