(Radio Nacional de Venezuela).- Este martes, el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, en voz de su titular Elías Jaua Milano, fijó posición frente a las tergiversaciones que algunos sectores económicos y políticos están realizando sobre la reforma de la Ley de Pesca y Acuicultura.

 

Comunicado:

1. La prohibición de la pesca de arrastre industrial ha sido una solicitud de los pescadores artesanales, acuicultores rurales, grupos ecologistas y los sectores académicos relacionados con la preservación de los recursos marítimos y fluviales, y se corresponde con las tendencias mundiales en esta materia.

2. La reforma a la Ley de Pesca y Acuicultura prohíbe exclusivamente la pesca de arrastre industrial, permitiendo la operatividad del resto de otras artes de pesca. De igual manera, todas las pescas artesanales están permitidas en el marco de las regulaciones que la ley establece.

3. La prohibición de la pesca de arrastre industrial entrará en vigencia dentro de 12 meses, tiempo necesario para que los empresarios del sector, con el apoyo del Estado, puedan adaptar sus embarcaciones a otras artes de pesca permitidas en la ley.

Es falso que exista una prohibición de la operación de estos barcos en estos momentos. Todas las embarcaciones debidamente permisadas pueden continuar sus operaciones en el marco de las rigurosas regulaciones que establecía la ley anterior.

4. Los trabajadores y trabajadoras de estas embarcaciones, la mayoría de los cuales -es necesario decirlo- trabajan en condiciones precarias y fuera de la Ley del Trabajo, no deben tener ningún temor de quedarse sin empleo.

El Estado venezolano garantizará alternativas de empleo digno y liberador (créditos para la pesca artesanal, acuicultura, empleos en las plantas procesadoras y centros de acopio del Estado) para aquellos trabajadores y trabajadoras cuyas empresas no procedieran a la reconversión y/o cesaran sus funciones.

Finalmente, queremos garantizarles a todos los consumidores y consumidoras el suministro de pescado fresco, debido a que la actividad de la pesca de arrastre sólo implica el 6% de la pesca nacional y la misma está fundamentalmente dirigida al mercado exterior.

El Gobierno Nacional ha tomado una decisión necesaria para preservar el recurso marino en el mediano y largo plazo, mediante la preservación del sistema bioecológico del lecho marino, severamente afectado en la actualidad por un tipo de pesca que no es necesario y que tiene diversidad de alternativas.

El Gobierno reitera su firme decisión, por encima de intereses económicos y politiqueros, de hacer efectivo el cumplimiento de la disposición legal en el lapso establecido.