BARBASTRO (Diario del Alto Aragón).- Además de los vinos, en el Somontano se producirá caviar en el plazo de siete años próximos (2012-2013) gracias al proyecto de la empresa Viveros de los Pirineos, que pertenece al grupo Viviers de France, propietaria de la piscifactoría instalada hace diez años en El Grado, en cuyas piscinas habrá 30.000 alevines de esturión, de 110 gramos, dentro de un mes. La empresa tiene previstas inversiones por importe de 8 millones de euros para la ampliación de sus instalaciones en el municipio gradense.

 

En terrenos próximos a las actuales donde se reproducen millones de truchas, se construirán veinticuatro nuevas piscinas para la cría de huevos de esturión destinados a la producción de caviar, según informa Laurent Villaeys Sakalian, director de área de la piscifactoría. El mes próximo ya estarán en la piscifactoría los primeros 30.000 alevines de esturión para caviar aunque el proceso de crianza es muy lento y hasta dentro de seis o siete años no estará lista la primera producción originaria del Somontano.

A nivel nacional hay dos piscifactorías (Granada y Valle de Arán) para la cría de esturión y la de El Grado será la más grande; en Europa hay seis instalaciones y la mayoría son de esta empresa. La ampliación de las instalaciones actuales no contempla más dotación de agua porque el proyecto incluye la reutilización de la misma que hay en las veinticuatro piscinas, mediante un sistema de reoxigenación.

La concesión actual de Endesa es de 5 metros cúbicos, lo que supone 12.000 metros cúbicos de agua en piscina, gracias a la concesión de 5.000 litros por segundo. La misma cantidad servirá para las nuevas instalaciones, “por lo que no hay temores de que nos aumenten el caudal concedido”. El proyecto pasa actualmente por la fase de tramitaciones y por tanto “con muchísimas cosas por hacer todavía”, señala Villaeys, quien no es partidario de fijar plazos concretos, “tal vez, a finales de 2008”.

SISTEMAS MODERNOS

Las nuevas instalaciones incluirán piscinas, matadero y planta para elaboración de productos relacionados con el esturión, estarán dotadas de sistemas muy modernos por lo que solo se crearán doce puestos de trabajo para sacar adelante este proceso. En las veinticuatro piscinas actuales hay 3.200.000 truchas cuyo proceso de crianza y reproducción es íntegro en la piscifactoría, desde huevos hasta el traslado hasta la planta de elaboración en Aquitania (Francia), que se realiza tres veces por semana cuando la trucha ha alcanzado un peso aproximado de 4 kilos, en función de las demandas del mercado.

El stock actual es de 550 Tm para una producción de 1.200 Tm. anuales de truchas grandes destinadas para una de las empresas más importantes de Europa, donde se vende la mayor parte de las truchas producidas en el municipio de El Grado. Hace siete años, factoría sufrió las consecuencias del corte de agua en el caudal de suministro del Cinca y ha tardado mucho en recuperarse de la que consideran, “una tragedia de la que nos ha costado mucho recuperarnos, hasta el extremo de que ha originado el retraso en la ampliación de las instalaciones”. El proyecto permitirá la posibilidad de abrir nuevos mercados nacionales y para diversificar productos actuales a base de envasado, ahumado de esturión y sobre todo, el caviar “donde están las mejores cotas de negocio”.

PRUDENCIA Y VIABILIDAD

Joaquín Paricio, alcalde de El Grado, ha valorado el trabajo de gestiones que realiza hace meses la empresa gracias a las expectativas que ha visto en esta zona. En este sentido, “confío plenamente en este proyecto de Viveros de los Pirineos y sólo pido un poco de prudencia porque el tema del agua es, siempre, sensible y delicado. Tienen muchos permisos y esperamos que fructifiquen las gestiones durante los meses próximos”

De entrada, cree en la viabilidad del proyecto: “es un paso importante en consonancia con el interés mostrado por la empresa desde que se instaló en El Grado”. El proceso es más lento de lo que parece, según Paricio, porque intervienen varias administraciones pero está convencido de que saldrá adelante sin necesidad de dar plazos concretos.

Fuente: http://www.diariodelaltoaragon.es