TONGOY (El Día).- Senadora Evelyn Matthei (UDI) y diputado Marcelo Díaz (PS) coincidieron en que se deben entregar todas las explicaciones acerca de la aprobación de proyecto de cultivo.

 

Una enérgica reacción fue la que tuvieron los parlamentarios de la zona ante la polémica que se ha generado por la instalación de una planta de cultivo de salmones en la localidad de Tongoy, idea que está siendo resistida por los vecinos de dicho sector.

Tal como publicara diario El Día en su edición de ayer, la coordinadora de la Agrupación de Juntas de Vecinos de Tongoy, Mitsy Lanzarini, dio a conocer la molestia de los tongoyinos por la instalación de una planta de cultivo de salmones que contempla 24 jaulas, las que se instalarán aguas adentro de la bahía.

La dirigenta agregó que se sienten engañados ya que lo que ellos querían era un Estudio y no una Declaración de Impacto Ambiental, que fue lo que finalmente presentó la empresa Sociedad Acuícola Openseas Chile S.A., y que llevó a que, finalmente, la Comisión Regional de Medio Ambiente (Corema) aprobara el proyecto.

PARLAMENTARIOS

Durante el día de ayer, se estuvo sondeando las opiniones de los parlamentarios de la zona con respecto a esta polémica y tanto del Gobierno como de la oposición plantearon que se debe revisar con mucho cuidado la decisión de la Corema

La senadora de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Evelyn Matthei, señaló que “voy a solicitar una reunión de información para todos los parlamentarios que representamos esta zona (...) Queremos que la Corema nos explique detalladamente por qué votaron a favor y saber qué efectos puede tener este cultivo en la bahía, en el turismo y en la vida cotidiana de las personas”.

La parlamentaria agregó que solicitará esto antes de que comiencen las obras, ya que si no se convence de las explicaciones que se le entreguen dará todo su apoyo a los vecinos de Tongoy.

Una opinión similar tiene el diputado del Partido Socialista (PS), Marcelo Díaz, quien también adelantó que solicitará antecedentes a la Corema para revisar la decisión de este organismo con respecto a la salmonera.

“Comparto la preocupación de los vecinos. Voy a coordinarme con el diputado Francisco Encina (PS) para enviar desde la Cámara de Diputados un oficio de fiscalización para que se nos entreguen los documentos de lo que se aprobó, para ver si hay efectos críticos en materia ambiental, para que se tomen las medidas pertinentes”, señaló el diputado Díaz.

El parlamentario PS agregó que el sistema de evaluación de impacto ambiental es “incompetente, porque no deberían existir proyectos que se hagan sin consulta a los ciudadanos”.

CONAMA

Un personaje importante dentro de esta trama es el director regional de la Comisión Nacional de Medio Ambiente, Conama, Marcelo Gamboa, quien señaló que este tipo de proyectos es nuevo en la zona y que no hay experiencia al respecto, pero que de todos modos, si es que la empresa no cumple lo que prometió, la fiscalización va a ser fuerte y sancionadora.
No obstante, sostuvo que los vecinos aún tienen instancias legales como para impedir la instalación de la salmonera.

“Ellos podrían optar por otras vías, quizás la Ley 19.880, en caso que quieran encontrar algún reparo en acto administrativo en la Corema, pero esas son apelaciones más administrativas. O buscar otras instancias como recursos de protección, que se establecen cuando uno considera que el acto ha sido arbitrario o ilegal”, precisó el director regional de la Conama.

DECLARACION Y NO ESTUDIO

El director regional de la Conama, Marcelo Gamboa, aclaró las dudas sobre los aspectos técnicos de esta polémica, al señalar que por Ley, las Declaraciones de Impacto Ambiental no contemplan la participación ciudadana, instancia sólo reservada para los Estudios de Impacto Ambiental.

¿Y por qué no se solicitó un Estudio, entonces? Gamboa respondió que “el artículo 11 de la Ley de Bases de Medio Ambiente señala que los proyectos que deben ingresar como Estudio son aquellos que generan efectos significativos en la salud de la población, en recursos naturales renovables, en los sistemas de vida o costumbres, o el patrimonio (...) Y en opinión del Comité Revisor, éste no es el caso”.

Fuente: http://www.diarioeldia.cl