NEW ORLEANS.- Un plan para impulsar las granjas piscícolas a escala industria en el Golfo de México viene encontrando férrea oposición de ambientalistas y pescadores durante los últimos meses, forzando a los reguladores pesqueros ha revisar detalles sobre la salud y seguridad ecológica.

 

Durante el encuentro de esta semana en Baton Rouge, los reguladores reasumirán las discusiones sobre la introducción del concepto de acuicultura oceánica en el Golfo. Si se aprueba, el área podría ser la primera en el país para las piscigranjas oceánicas, que usan jaulas sumergibles para criar peces a escala comercial.

Con USA importando el 80% de los alimentos de origen acuático que se consume, los proponentes de la industria indican que la piscicultura podría abastecer con más alimentos de origen acuático y romper la dependencia en las importaciones. Pero el plan ha generado una serie de preocupaciones por los efectos sobre las poblaciones de peces silvestres y la extensión de salvaguardas gubernamentales sobre la producción.

“Decir no y detener esto es estar ciego” dijo Chuck Wilson, director ejecutivo de Louisiana Sea Grant College ubicado en LSU. “Pero nosotros necesitamos asegurarnos que es económicamente viable y ambientalmente seguro. Esto también tiene riesgos y beneficios”.

El plan de la acuicultura oceánica se presenta en el marco de la preocupación pública sobre la seguridad del alimento importado, particularmente de China. Los alimentos de origen acuático de crianza son el centro de un debate, con la evidencia de los productos chinos, particularmente camarón, viene siendo tratado con antibióticos prohibidos y otros químicos.

Las preocupaciones ambientales se concentran mayormente en las grandes concentraciones de peces en un solo punto, incrementando el riesgo de transferencia de enfermedades y contaminación proveniente de los desechos de los peces. Las instalaciones en el Golfo podrían ser limitadas a las aguas federales, desde las tres a las 200 millas.

Los grupos pesqueros comerciales argumentan que el exceso de abastecimiento podría perjudicar sus negocios, que ya vienen siendo golpeados por la competencia extranjera.

Fuente: The Times-Picayune