(El Correo Gallego). La Consellería de Pesca presentará en marzo el nuevo mapa para la acuicultura gallega. En total se reservarán trece localizaciones de la costa gallega en las que se permitirá la construcción de piscifactorías. Algunas de ellas acogerán las granjas frenadas a empresas como Pescanova y Stolt Sea Farm, pero también se incluyen espacios nuevos para los que todavía no hay proyecto. El documento nace de la revisión del polémico Plan Sectorial de Parques de Tecnología Alimentaria, puesto en marcha por el PP, que permitía la instalación de grandes granjas de cría de pescado en espacios protegidos por la Red Natura.

Entre las nuevas ubicaciones, -de las nueve que ha podido conocer EL CORREO- el mayor espacio está en Ferrol. Allí la Consellería reservará 390.000 m2 de terreno para la actividad acuícola. El proyecto paralizado a Pescanova en Touriñán ocuparía una superficie algo menor. En el cabo de Muxía se habían dispuesto 357.000 hectáreas. Además, Pesca ha seleccionado dos puntos en Foz, otro en Carnota y los espacios de Ribadeo y Xove y de Porto do Son, en los que se reubicarán las plantas previstas en Touriñán y en Corrubedo.

La necesidad de suelo para la instalación de las piscifactorías ha sido una de las principales demandas del sector a la que trataba de dar respuesta el plan diseñado por los populares. Los productores de pescado de cría habían denunciado que la excesiva dificultad burocrática para poder instalar fábricas en el litoral gallego estaba frenando la expansión de la acuicultura en la comunidad.

El plan diseñado por el PP ofrecía 21 espacios, para ampliaciones de granjas y nuevas instalaciones. Ocho de ellos estaban situados en terrenos de la Red Natura. En su día los ecologistas gallegos denunciaron que el PP aprobó el plan tras perder las elecciones autonómicas y en periodo de interinidad. Además, acusaron al anterior Gobierno autonómico de redactarlo a medida de las empresas. Según los ecologistas, los terrenos de Red Natura pierden todo su valor al no poder construirse en ellos, pero después se les expropian a los vecinos a precios muy bajos -1 euro por m2- y se les ofrecen a las empresas. 

 

Fuentes: http://www.elcorreogallego.es