(El Mostrador).- La Asociación Gremial de Organizaciones de la Pesca Artesanal de Aysén y Regiones Adyacentes (AGO) emitió un comunicado en que apoyan las denuncias contenidas en un reportaje del New York Times sobre la industria chilena del salmón.

 

“Validamos cada una de las denuncias que el periódico estadounidense hace en su reportaje por todos conocido y a ellas agregaríamos muchos otros elementos, si de nosotros dependiera”, señala una declaración fechada en Puerto Aysén.

Asimismo agregan que “tenemos la certeza de que si el pueblo estadounidense supiera cómo son las condiciones de trabajo que ofrece la “exitosa” Industria Salmonera, que los niños de los Liceos Politécnicos de las regiones intervenidas por esta tóxica industria son enviados a trabajar gratis a los centros de cultivo y que también allí trabajan los reos de las cárceles más australes del mundo, tendrían también razones sociales y morales para dejar de arriesgar su salud cada vez que comen salmón chileno”.

La AGO acusó además al Gobierno chileno que “no trepida en calificar de ‘conflicto entre privados’ los sucesos que se derivan del tradicional abuso laboral que cometen las empresas salmoneras, pero siempre califica de ‘problema – país’ cada una de las numerosas y justas denuncias que se formulan contra su Industria Estrella”.

“Es muy evidente para quién se Gobierna hoy en Chile: dos trabajadores salmoneros han muerto este año y ningún embajador ni parlamentario se ha referido, siquiera, a estos casos. Le recordamos a quienes ejercen el poder político en este país, que ya advertimos que ni el virus ISA ni el Caligus tienen derecho a voto…ese derecho lo tenemos también los pescadores y lo ejerceremos a la luz de lo que estamos viendo y sufriendo”.

Agrega la AGO que solidariza estrecha y muy especialmente con el doctor Felipe Cabello, “que es amenazado por esta industria agonizante sólo por haber cumplido con su rol profesional: decir la verdad a la luz de los resultados de sus estudios e investigaciones. Muchos otros científicos, que no dudan en asegurar que 2+2 son CINCO, porque para eso se les paga a través de proyectos auspiciados por la Industria Salmonera, debieran aprender de Cabello y recordar que un culto pleno a la verdad, vale mil años más… que claudicar”.

En el comunicado anuncian que continuarán con su Campaña por la Moratoria a la expansión de la Industria Salmonera y “a partir del 8 de Mayo, como lo anunciáramos, se convertirá en un Boicot Internacional contra el salmón producido en Chile”.

“Será la Pesca Artesanal de Aysén (que no es una ONG, que no recibe dólares de Alaska ni trabaja en un complot organizado por Noruega o Canadá) y las organizaciones sociales y de pescadores que se nos unan, la que informará a los Pueblos del Mundo que sus Estados permiten que llegue hasta sus mesas un producto obtenido con prácticas esclavistas y en condiciones sanitarias aún más deplorables que las descritas en el artículo del New York Times”, agregan.

Fuente: http://www.elmostrador.cl