TONGOY (El Día).- La autoridad sostuvo que las plantas de engorda de salmón se ubicarán 3 kilómetros mar adentro, por lo que no existe ningún riesgo para la población de la localidad ni para la fauna marina del sector.

 

Enfático fue el intendente Ricardo Cifuentes, al pronunciarse sobre la polémica que ha generado la inminente instalación de una planta de engorda de salmones en el sector de Tongoy, iniciativa que ha sido rechazada por un grupo de vecinos de la localidad.

Tal como se ha publicado en ediciones anteriores, los vecinos de Tongoy, según lo expresado por la coordinadora de la Agrupación de Juntas de Vecinos, Mitsy Lanzarini, no están de acuerdo con la instalación de la salmonera, pues piensan que esto va a perjudicar el ecosistema de la bahía, dañando los cultivos de ostiones y el turismo.

Esto en cierto modo, ha sido respaldado por académicos, expertos en la materia, quienes han coincidido en que el cultivo del salmón genera algunos daños, sobre todo en los fondos marinos.

Sin embargo, el intendente Cifuentes sostuvo que no existe ningún riesgo para la población.

“Nosotros hemos aprobado una Declaración de Calificación Ambiental que cumple con los requisitos establecidos en la ley. Las plantas de engorda están a 3 kilómetros de la costa, mar afuera, y por lo tanto, aquí no hay ningún riesgo sobre la bahía, ni de Coquimbo, ni de Tongoy”, señaló el intendente.

CONSULTAS A LA COMUNIDAD

Los parlamentarios de la zona, la senadora Evelyn Matthei y el diputado Marcelo Díaz, han planteado sus reparos con respecto al hecho de que este proyecto no contemplara la consulta a los vecinos, lo que se explica porque se trató de una Declaración y no un Estudio de Impacto Ambiental.

Al respecto, el intendente Cifuentes respondió que “nosotros seguimos los procedimientos que la ley nos mandata”.

Sin embargo, la máxima autoridad regional reconoció que la Ley de Medio Ambiente puede presentar algunas debilidades, razón por la cual encuentra necesario que se revise la legislación en esta materia, para incluir mayores procesos de participación de la comunidad en aquellos proyectos que los involucran directamente.

¿SE PRIVILEGIA LA INVERSION?

Con todos estos antecedentes, queda la sensación de que se priorizó la inversión privada por sobre la seguridad y bienestar de la población.
Sin embargo, el intendente insistió con el hecho de que sólo se ha aprobado lo que la normativa legal mediambiental ha autorizado.

Durante la tarde de ayer, pasadas las 18:30 horas, Cifuentes viajó hasta la localidad de Tongoy, donde seguramente los vecinos plantearían su inquietud por este tema, ya que así como existen detractores, también hay grupos de vecinos y pescadores que están a favor de la salmonera.

VISION DE LA AGENCIA

El director ejecutivo de la Agencia de Desarrollo Regional, Guillermo Molina, respaldó el trabajo de la Corema, instancia que aprobó el proyecto salmonero y fue enfático al destacar la importancia de los cultivos marinos para el desarrollo de la región.

“Hay que garantizar que estos dos tipos de cultivos, ostiones y salmones, sean amigables unas con otras y no estén creando interferencias”, señaló Molina, quien destacó que siempre son bienvenidas nuevas inversiones para la región, agregando que el tema acuícola es parte de la agenda de desarrollo productivo de la región, haciendo énfasis, eso sí, en que las empresas deben cumplir con las medidas de mitigación que han ofrecido.

Fuente: http://www.diarioeldia.cl